Joaquín Vial

Economía & Dinero

Vicepresidente del Banco Central, Joaquín Vial: mayor precio del petróleo podría llevar a una inflación “un poco más alta de lo esperado”

Antonia Cancino 26/04/2018

El Vicepresidente del Banco Central reconoció que el alza en el precio internacional del crudo no estaba previsto en el IPoM de marzo. Pese a esto el Consejero mantuvo la visión de un avance gradual hacia la convergencia a la meta del 3%.

La depreciación del peso chileno y un repunte en la economía que aún no se consolida a ojos de los expertos, han puesto en debate cual sería la trayectoria que seguirá la inflación durante este año y cuándo en definitiva convergirá hacia la meta del 3% estaría esta.

En esa línea, el vicepresidente del Banco Central, Joaquín Vial, advirtió sobre nuevos riesgos externos que podrían presionar a la inflación de las economías desarrolladas y también en la economía local. En su presentación titulada “Proyecciones Económicas 2018” realizada ayer en un seminario organizado por la Asociación Gremial de Industriales Químicos (Asiquim), el Consejero dio cuenta de riesgos externos que no habían sido considerados en el IPoM de marzo, señalando que “definitivamente estamos viendo una recuperación en el precio del petróleo que en alguna forma es uno de los factores también que está presionando sobre las expectativas de inflación”.

Al respecto, sostuvo que “es uno de los factores que está jugando en las últimas semanas, esto es posterior a la proyección del IPoM, es más reciente, pero es uno de los factores que está influyendo en las expectativas de la inflación en países desarrollados y una de las razones por cuáles el mercado está internalizando tasas de interés más altas” reconoció

Cabe destacar que en efecto, el precio del petróleo ha subido 12,63% en lo que va del año llegando a US$68,05 el barril apoyado por el aumento en las tensiones geopolíticas, la OPEP actuando rigurosa en cuanto a sus recortes de producción y una demanda saludable por parte de Estados Unidos.

Si bien insistió en que los riesgos están balanceados respecto a la inflación, con una convergencia gradual de esta hacia la meta, volvió sobre la idea del riesgo externo y señaló que “si tuviera que hacer el balance, algo que viene desde afuera es el hecho de que los precios del petróleo más altos obviamente generen una presión” en algo que el BC no observa muy seguido, la energía. De esta forma, Vial reconoció que “podría llevar a que tengamos una inflación un poquito más alta de lo que estaba en el escenario original”.

Así, el economista Patricio Rojas, de Rojas&Asociados, señaló que el alza en el precio del petróleo “es una variable que claramente va en la dirección de que la inflación podría responder un poquito más fuerte y más rápida, de lo que está esperando el BC pero todavía es demasiado temprano”. Aún sí advirtió que otro impacto inflacionario se podría generar por una mayor inversión en Estados Unidos y por ende un alza de tasas más rápido por parte de la Fed, llevando a que el peso chileno se deprecie.

Por su parte el economista de BCI Estudios, Antonio Moncado, ve que “el precio del petróleo va a tener algún impacto dentro de los próximos registros inflacionarios de más corto plazo” pero advierte que “ese impacto es relativamente acotado y está internalizado dentro de las proyecciones de consenso. No significa que haya algún desalineamiento de las expectativas”.

Para Carolina Grünwald, de Libertad y Desarrollo, el alza en el precio del petróleo “es un riesgo a que la inflación se pueda recuperar un poco más rápido, ahora bien el tipo de cambio ha estado bastante volátil y es un factor importante que hasta ahora está manteniendo la inflación baja”.

Con todo, respecto a la política monetaria, Vial insistió en su intervención en que la TPM se mantendrá en torno a sus niveles actuales y “comenzará a aumentar en la medida que las condiciones macroeconómicas vayan consolidando la convergencia de la inflación hacia 3%”, escenario que ha generado visiones dispares en el mercado, con algunos que apostando por un alza a fin de año, y otros previendo un incremento en la tasa de interés recién a partir del 2019.