2245680_500.jpg

Economía & Dinero

Vicente Mira: "El foco de la agencia es más la calidad que la cantidad de los flujos de inversión"

Lucy Aravena L. 26/01/2016

Advierte que el resultado de 2015 debiese arrojar "una baja considerable" de la inversión extranjera, debido a la minería, y anticipa la apertura de una oficina en Norteamérica, dos en Europa y otra en Asia, entre 2016 y 2017. Afirma que las reformas son parte de la ecuación que miran los inversionistas para sus decisiones, pero que no son concluyentes.

El pasado jueves se publicó en el Diario Oficial el inicio de actividades de la nueva Agencia de Promoción de la Inversión Extranjera, dando  un paso importante en la consolidación de la nueva  institucionalidad encargada de atraer las inversiones foráneas al país. En ese sentido, el director de la  entidad, Vicente Mira, cuenta cuál será su norte en 2016 y cómo los inversionistas extranjeros están mirando Chile ante la coyuntura de reformas estructurales impulsadas por el Gobierno y de salida de flujos de capitales desde los mercados emergentes.

¿Cuál es el principal objetivo de la nueva agencia para 2016? 

Vamos a tener un foco principal en la calidad de la inversión extranjera directa en Chile. Cuando hablamos de calidad, nos referimos a que la inversión extranjera que llegue al país genere empleo calificado, que sofistique y diversifique la matriz productiva local y que agregue competencia, lo que se traduce en mejores precios y, por ende, beneficios a los consumidores.

¿Qué medidas se realizan para lograr esto?

El Comité de Ministros, que debiera sesionar dentro de los tres próximos meses, va a definir y proponer a la Presidenta Michelle Bachelet  la estrategia de promoción de inversión extranjera directa para su aprobación, la cual como agencia deberemos ejecutar. En ese sentido, el Comité de Ministros determinará los sectores, mercados y  empresas que tendrán carácter prioritario. Sin embargo, hay trabajo avanzado, pues ya se han definido los sectores con los que vamos a trabajar principalmente y que son servicios a la minería, energía, alimentos e infraestructura. Por ejemplo, actualmente en servicios a la minería se exportan sólo US$500 millones. El potencial de eso es diez o quince veces más grande. Mientras, energía es el sector que  ha logrado contrapesar parcialmente la caída en los proyectos de inversión minera.

¿Y en cuánto a montos, cuál es la meta? 

Vuelvo a la idea de que el foco de la agencia es más la calidad que la cantidad. Chile no escapa a la tendencia mundial en la cual los montos de inversión extranjera están cayendo. En Latinoamérica cayó en 2014 y en Chile creció por megaoperaciones puntuales en sectores no tradicionales, como el farmacéutico y financiero. Pero en 2015, las cifras preliminares que tenemos a septiembre es que el país no escapa al fenómeno en el cual las cifras en el mundo y  Latinoamérica  están cayendo, entre un 25% y 30%. Además, la inversión minera extranjera es la que principalmente ha parado y dado que eso explica casi el 50% del flujo del país, debiésemos ver una baja considerable. 

¿En ese sentido, cuál es el desafío?

En el foro que organizamos hace dos semanas, tuvimos a la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, quien dijo que el desafío no está en la cantidad de flujos de inversión, sino que en la calidad de ellos. Y eso es una discusión que no se da solamente en la Cepal, sino que también en la OCDE. En diciembre pasado fuimos con un equipo de la nueva agencia a la sede de la organización internacional en París, donde el tema principal era la calidad de los flujos de inversión extranjera. Con todo, he visto que existe una cierta validación de la inversión extranjera como un gran contribuyente del capital humano y tecnológico del país, por lo que nos enfocaremos en la calidad de ellos.

¿Cuánto se elevó el presupuesto para la agencia en 2016 y en qué será utilizado?

Contamos con un aumento presupuestario cercano al 20%, que está exactamente en línea con el informe financiero del proyecto de ley que creaba la nueva institucionalidad. Esto principalmente para la contratación de los jefes de divisiones, quienes van a ser elegidos por Alta Dirección Pública. Y también está presupuestada la apertura de cuatro oficinas en el exterior, de las cuales pretendemos concretar dos en la segunda mitad de este año y dos el 2017. Una en Norteamérica, dos en Europa y una en Asia. 

¿Cuáles son las principales inquietudes que señalan los inversionistas a la hora de decidirse por Chile?

Desde el punto de vista del retorno, el inversionista va al país que ofrece buenas oportunidades, donde puede hacer buenos negocios y tener ventajas competitivas. Y Chile las tiene principalmente en los cuatro sectores ya mencionados. Desde el punto de vista del riesgo, la estabilidad y la institucionalidad de un país son clave, y Chile también tiene activos sumamente importantes en ese plano. Pero además hay fenómenos que los inversionistas están viendo dentro de un contexto de largo plazo. Las reformas son algo de eso, ya que si bien son parte de la ecuación de la decisión de inversión, no son concluyentes. En ese sentido se valora mucho que la discusión se esté dando con argumentos técnicos  en el cauce institucional.  

¿Y qué efectos han constatado de la derogación del DL 600?

La actividad minera era la única que seguía usando el DL 600, mecanismo que había ido perdiendo relevancia en los últimos años. Además, se estableció la transitoriedad de la invariabilidad tributaria para los próximos cuatro años. Esta nueva agencia va a seguir entregando contratos de invariabilidad tributaria en condiciones similares a los que habían en el DL600 por este período, incorporando la preocupación de los privados que tenía que ver con que el ciclo del cobre  estaba a la baja y la necesidad de tener certezas en estos momentos más complejos, por lo que los que potencialmente se podrían haber visto perjudicados están sumamente amparados bajo este régimen. 

Archivos relacionados