2237713_500.jpg

Economía & Dinero

Valdés y despacho en enero de Reforma Laboral: "A lo imposible nadie está obligado"

Juan Pablo Palacios 08/01/2016

Titular de Hacienda reconoció las dificultades que existen para llegar a un acuerdo político.

A tres semanas del receso legislativo, dentro de la Nueva Mayoría (NM) y del propio Gobierno han surgido dudas y reparos respecto de la prioridad del despacho de la Reforma Laboral antes del 31 de enero desde el Congreso.

Más allá de la sobrecarga de otros proyectos de ley que también son prioritarios para el Ejecutivo, como la simplificación a la Reforma Tributaria, la principal traba ha sido generar un acuerdo que satisfaga a todos los sectores del oficialismo en los temas más controvertidos, como extensión de beneficios y derecho a huelga con espacios acotados al reemplazo interno para el empleador.

Ayer el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, reconoció que si bien “llevamos un año con la Reforma Laboral en el Congreso y es tiempo ya de ir convergiendo, ciertamente a lo imposible nadie está obligado y si no podemos tener un acuerdo, veremos cuando lo podemos tener”.

De todos modos, Valdés afirmó que “estamos haciendo el esfuerzo de conversar con todos, de tratar de converger en una visión común para poder sacar ese proyecto también en enero”.

Fuentes del Gobierno indicaron que el próximo lunes, o a más tardar el martes, la Comisión de Hacienda del Senado revisaría en una sesión el articulado de la Reforma Laboral que tiene relación con gasto fiscal. Luego, entre el próximo miércoles y la tercera semana de enero, la Sala del Senado se abocaría en un intenso debate a despachar el texto a la Cámara de Diputados.

Se prevé que los diputados rechazarán las “adecuaciones necesarias” en caso de huelga y las fórmulas de descuelgue, lo que llevaría el debate a Comisión Mixta, discusión que según varios actores incumbentes podría sellarse recién en marzo.

Las declaraciones de Valdés se dieron tras la reunión que sostuvo ayer el Comité Económico de ministros con la Presidenta Michelle Bachelet para fijar la agenda 2016.

La autoridad expresó que durante este nuevo período el Gobierno se enfocará en elevar la productividad.

“No significa una mirada a corto plazo, por el contrario, es levantar la cabeza y comenzar a hacer cosas que maduran hacia el mediano plazo, pero que son clave para que Chile crezca”, afirmó.

Valdés indicó que en la cita con la mandataria ésta les señaló a sus ministros que aceptó la invitación del sector privado de focalizar  2016 como el año de la productividad.

Archivos relacionados