Economía & Dinero

Stephany Griffith-Jones y China: "El riesgo es que han liberalizado demasiado algunas cosas"

Leonardo Ruiz 20/01/2016

Experta destaca que la economía china es básicamente sana y que se está desacelerando a un ritmo prudente. Reconoce la mayor prudencia de las autoridades chinas, más preocupadas de la volatilidad financiera y de sus acciones.

Stephany Griffith-Jones, Directora de Mercados Financieros de la Iniciativa para el Diálogo Político de la Universidad de Columbia se declara a favor de las intervenciones del gobierno chino, aunque reconoce que se han cometido errores, pero descarta la opción de una crisis financiera, ya que las cifras muestran un crecimiento sólido. De visita en nuestro país, la economista chilena, como defensora de la banca pública, llama a seguir el ejemplo en este campo de iniciativas en Europa y en China.

Para China el inicio de año ha sido volátil y los economistas insisten en que las cifras no evidencian un deterioro grave. ¿Qué le parece esta situación?

Yo estuve en China en agosto, cuando más perdieron los mercados, y sostengo que los mercados financieros tienden a exagerar, aunque no debieran hacerlo, ni ser tan auge/explosión sin mirar a largo plazo. Lo problemático es cuando bajan muy rápido por los efectos en la economía real, pero la economía china es básicamente sana y se desacelera a un ritmo prudente. Euclid Tsakalotos, ex alumno mío y ministro de Hacienda de Grecia, estaría en la euforia total con 7%, así que hay que poner las cosas en proporción. Lo que pasa en China es la desaceleración del crecimiento en paralelo al cambio hacia un modelo orientado al mercado interno que afectará a América Latina, porque es menos intensivo en materias primas.

¿Le gusta ese modelo en China?

Sí, porque tenían tasas de inversión absurdamente altas y los salarios reales no han subido lo suficiente desde el punto de vista del chino promedio. Tras la crisis financiera global, decidieron que los mercados internacionales no son tan seguros como fuente de demanda. De hecho, el comercio internacional subió solo 1% el año pasado. Por ello quieren basarse más en su gran mercado interno, con servicios y pensando en ecología, o sea una economía más equilibrada. Y dentro de las industrias, quieren mover cadenas productivas a sectores tecnológicos más avanzados.

¿Qué le preocupa de China? ¿Una crisis financiera?

No creo que haya una crisis financiera, sería un desastre. Fueron el ancla en la crisis asiática y en la mundial siguieron creciendo, pero el riesgo es que han liberalizado demasiado algunas cosas, como el shadow banking, que dicen que está controlado, pero hay vulnerabilidades. También cometieron errores respecto al apalancamiento o margin lending, como fue en EEUU en los años ‘20 cuando prestaron dinero a individuos para comprar en la bolsa. Entonces, si la bolsa cae no hay cómo pagar la deuda. Eso estuvo mal, pero tal vez es bueno que hayan tenido problemas en la bolsa porque generó prudencia. Están más preocupados de la volatilidad financiera y de las acciones de las autoridades, ya que aunque no es democrático políticamente, en la economía hay mucho debate, incluso más que en Chile, con posiciones muy diferentes, desde los marxistas, los que quieren más liberalización y los que quieren avanzar con cuidado.

Hemos visto una ola de intervenciones desde agosto. ¿Funcionan los estímulos chinos?

Soy keynesiana y me gusta el estímulo fiscal. Creo, por ejemplo, que en Europa debiera haber más estímulo fiscal. En China en 2009 vieron un aumento de la política fiscal e hicieron inversiones masivas. Sin embargo, el problema de mucho estímulo fiscal es que aumenta la deuda pública o se hacen malos proyectos por prisa, como el caso de Japón donde no ha funcionado, aumentando la deuda y sin incentivar la inversión privada. Depende de cómo se haga. Los chinos tienen ventajas, como estar dispuestos a aprender de experiencias internacionales, entonces miran con cautela estos problemas financieros que son nuevos para ellos. Sería útil más estímulo, pero al estar cerca de su meta optarán por más liquidez que gasto fiscal.

¿Cómo ve a los BRICS?

Decían que sobrepasarían a los desarrollados y eso siempre es peligroso. Brasil tiene problemas de manejo de la economía y son dependientes de los precios de commodities. Casualmente conozco al nuevo ministro de Hacienda y es muy keynesiano y equilibrado. Técnicamente es capaz y espero una mejoría, pese a que Brasil es una gran desilusión y para la región que tenga crecimiento negativo es pésimo. En Rusia es la historia de la caída del precio petróleo y Sudáfrica también está golpeada por los commodities. India es la única luz que aumenta crecimiento y podría haber avanzado incluso más que China, que sigue siendo el más importante.

Archivos relacionados