confusam

Economía & Dinero

Sector público radicaliza presión y llama a paro de 48 horas contra el 2,1% de reajuste ofrecido por Hacienda

Juan Pablo Palacios 22/11/2017

Los 14 gremios que agrupan a trabajadores del Estado paralizarán desde hoy a la espera de que el Gobierno suba el monto. Confusam lo hará por tres días.

Una medida de mayor fuerza acordaron los 14 gremios que conforman la Mesa del Sector Público (MSP), en el marco de la negociación con el Gobierno por el reajuste sectorial de remuneraciones.

Las agrupaciones que son coordinadas por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) convocaron desde hoy a un paro nacional de 48 horas, en reclamo por la cifra de 2,1% de incremento salarial que ofreció el lunes el ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre. Teatinos 120 partió la negociación con un alza de 1,9%, pasando luego a proponer un 2% y el lunes terminó en el 2,1%.

La decisión de los gremios, que fue confirmada por el coordinador del sector público, Ramón Chanqueo, implica radicalizar su postura frente al Ejecutivo. La semana pasada los trabajadores también realizaron movilizaciones, pero con carácter de protestas. La única organización que convocó por esos días a una paralización fue Confusam.

Esta vez el gremio que preside Esteban Maturana también fue más allá y llamó a sus asociados a un paro de tres días en los servicios de atención primaria. “Este paro es contra el Gobierno, no contra la gente, razón por la cual haremos nuestro mayor esfuerzo para garantizar funcionamiento de turnos éticos que en cada CESFAM y consultorio del país atienda demandas que son impostergables. SAPU, SAPUR, SUR y SAR funcionarán normalmente”, dijo Maturana.

¿Matices?

Mientras la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) busca ejercer una medida de presión con este paro por dos días, la Confederación de Funcionarios de la Salud Municipal (Confusam) realiza su acción como una medida de rechazo. “A punto de agotarse los plazos, el avance respecto de nuestra petición original de 6% de reajuste nominal y bonos, la oferta del Gobierno es 2,1% lo que ha supuesto para la parte gremial disminuir sus aspiraciones a un 4,2% de reajuste. Es decir, contra nuestra bajada de 1,8%, Hacienda ha puesto sobre la mesa un mísero 0,3%, cifra del todo inaceptable siendo ésta además, la última negociación de la administración actual, lo que supone en la práctica, de imponerse las cifras del Ejecutivo, que bajo el segundo mandato de la Presidenta Bachelet, cientos de miles de funcionarias y funcionarios públicos verán prácticamente congeladas sus remuneraciones en un país que no está precisamente en bancarrota”, dice el presidente de Confusam.