Economía & Dinero

Salvador Valdés: "El Mepco ha sido el mejor sistema de estabilización de precios"

Carlos Alonso 28/01/2016

El ex asesor de Hacienda del Gobierno anterior, defendió la función del sistema para suavizar el valor de los combustibles. A su juicio, este mecanismo es menos costoso para el fisco.

Durante el último año, el precio del petróleo brent ha caído 30% , sin embargo dicha reducción no ha sido reflejada en la misma magnitud en el precio de la bencina. Por ello, desde parlamentarios  hasta economistas han criticado el Mecanismos de Estabilización de Precios de Combustibles (Mepco), ya que lo acusan de   frenar e  impedir que estas  bajas se traspasen directamente hacia el consumidor.   En este contexto, el ex asesor de políticas microeconómicas de Hacienda del Gobierno de Sebastián Piñera y creador del anterior Sistema de Protección ante Variaciones de Precios Internacionales de los Combustibles (Sipco),   defendió el actual mecanismo.   “El Mepco ha demostrado ser una solución muy eficiente para contener las fluctuaciones de precios  internacional del precio del petróleo y, a la vez, ser muy eficiente en cuanto al costo fiscal”, sostuvo Valdés.

El economista -que ayer asumió como presidente del Club Monetario de la Universidad Finis Terrae-, argumentó que “lo que se ha logrado con el Mepco en comparación con el Sipco  es que ahora tenemos un traspaso bastante automático y poco discrecional de las alzas y bajas, ya que se estableció que no podían ser más allá de $ 5 semanales. Esto ha liberado la participación permanente de Hacienda en este tipo de decisiones”. 

Además,  para Valdés el nuevo sistema ha sido menos costoso para las arcas fiscales, ya que en el neto el gasto fiscal es cercano a cero. “Ha sido un sistema rentable para el fisco, y era precisamente lo que se pretendía, es decir, el Mepco en un período de largo plazo no es ni un impuesto ni un subsidio propiamente tal, sino que un sistema de suavización de precios, y es  lo que se necesita para entregarle tranquilidad a los consumidores, tanto al alza como a la baja”.   

Así las cosas, para el ex asesor de Hacienda, el actual mecanismo “es el mejor sistema que se ha creado desde que existen instrumentos de estabilización de precios”, y por ello  se alegra “que la actual administración haya tomado en cuenta esta propuesta que hicimos cuando estuvimos en el ministerio”, precisó Valdés.  

Por esta razón, Valdés desestimó  las críticas que apuntan a eliminar el sistema.  “Este sistema debería perdurar en el tiempo, quizás se le pueden hacer perfeccionamientos, pero me parece que este sistema ha sido eficaz”, aseveró.  

En esa línea, agregó que este tipo de instrumentos “son necesarios, ya que  la volatilidad de los precios  del petróleo y de los combustibles es muy alta, y los consumidores no están en condiciones de tener sorpresas en su presupuesto semanal o mensual, que les altere sus gastos”. 

Distintos fondos

Pero este debate no es nuevo, ya que desde  en 1990 a la fecha diversos han sido los esfuerzos  por suavizar o bien estabilizar el precio de los combustibles. En el 2000 se creó el Fondo de Estabilización de Precio de Combustibles (FEPP), el cual estuvo vigente hasta 2006. Este contemplaba el pago de subsidios si el precio internacional excedía en 12,5% el precio promedio de referencia, lo que suponía atenuaba las variaciones bruscas del crudo. El problema del sistema era que el Gobierno de turno debía inyectar fondos al FEPP para que cumpliera su función, afectando las cuentas fiscales. En 2006 hasta 2010 se introdujo el Fepco (Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles), tras agotarse los recursos del Fepp, con una operación similar.

Archivos relacionados