1947085_500.jpg

Economía & Dinero

Rousseff se compromete con reequilibrio fiscal para enfrentar la recesión

EFE 07/01/2016

La jefe de Estado aseguró que el Gobierno trabajará con las metas de terminar este año con un superávit fiscal primario equivalente al 0,5% del PIB y con una inflación próxima al techo máximo tolerado por el Gobierno (6,5%).

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, afirmó este jueves que su Gobierno se empeñará en 2016 por alcanzar un reequilibrio fiscal y el control de la inflación como herramientas para retomar el crecimiento de una economía actualmente en recesión.

“No hay conejo en el sombrero (magia) para enfrentar la actual situación. Necesitamos una estabilidad macroeconómica, que supone tanto reequilibrio fiscal como control de la inflación, para volver a crecer”, afirmó la Mandataria.

Pese a que no divulgó su meta para el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) este año, aseguró que, para que Brasil vuelva a crecer, además de garantizar el reequilibrio macroeconómico, impulsará algunas reformas tributarias y en el sistema de pensiones y ofrecerá incentivos para que las empresas inviertan en aeropuertos, puertos, carreteras, ferrocarriles y en el sistema eléctrico.

Brasil enfrenta una grave recesión y, según las últimas proyecciones, terminó 2015 con una contracción económica del 3,71%, una inflación del 10,72% y un déficit récord en sus cuentas públicas.De confirmarse esos pronósticos, la mayor economía de Suramérica sufrió en 2015 su peor contracción desde 1990, cuando retrocedió un 4,35%, y la mayor inflación en los últimos trece años.