2235713_500.jpg

Economía & Dinero

Reforma Laboral: NM duda de despacho en enero y presiona al Gobierno a buscar un preacuerdo

Miriam Leiva P. 07/01/2016

En el contexto de ir a Comisión Mixta, ese preacuerdo debe ser con los diputados. Los senadores DC, en tanto, le señalaron al Ejecutivo que si insiste con las "adecuaciones necesarias" en la Sala, deberá comprometer también los votos del PPD.

Pese a que el Ejecutivo fijó la Reforma Laboral como una de las siete prioridades para despachar a Ley durante este mes, dentro de la Nueva Mayoría (NM) -tanto en el Gobierno como entre los parlamentarios- observan con escepticismo ese plazo. 

A tres semanas del receso legislativo, las dudas apuntan a que la Comisión de Hacienda del Senado está recargada de otros proyectos también calificados como prioritarios y a lo difícil que ha sido generar un consenso para aunar un texto que satisfaga a todos los sectores del conglomerado en los temas donde aparecen divididos, como extensión de beneficios y reemplazo interno. 

“El propósito de todos es que se vaya en enero, pero tengo bastantes dudas de que sea posible”, admitió el diputado Osvaldo Andrade (PS). 

Es que los plazos están muy acotados y aunque el Ejecutivo calificó ayer esta iniciativa con suma urgencia -quince días en cada Cámara-, lo cierto es que esta semana la Reforma Laboral no fue vista por la Comisión de Hacienda que está centrada en la agenda de probidad. Y al menos, hasta el lunes, este grupo estará ocupado en el texto para regular el financiamiento de las campañas y los partidos políticos. Luego, para las siguientes dos semanas, se espera que esta Comisión se aboque al análisis del proyecto de simplificación de la Reforma Tributaria que el martes estaría siendo despachado por la Cámara de Diputados hacia el Senado, según la agenda ministerial.

“Aún no hemos planificado cuándo poner en tabla la Reforma Laboral, porque hay que ver qué quiere primero el Gobierno, ya que estará también la Reforma Tributaria”, reconoció el presidente de la Comisión de Hacienda, Andrés Zaldívar (DC). 

Asimismo, fuentes de La Moneda reconocen que sí están “apretados” y que para cumplir con la mayoría de la agenda prioritaria hay que privilegiar el proyecto más fácil de despachar, que es el perfeccionamiento tributario. “La laboral está más compleja”, señalaron.

Petición al ejecutivo

El lunes, en la reunión de coordinación de los diputados y senadores DC, se determinó solicitarle a los ministros de Hacienda, Trabajo y Segpres que busquen un preacuerdo con los diputados antes de que se concrete la llegada a la Comisión Mixta, camino que todos asumen como seguro para el proyecto. La idea del preacuerdo, explican fuentes de la falange, es que esta instancia sea un trámite expedito y que no signifique una derrota para el Ejecutivo, considerando que la mayoría de los futuros integrantes es proclive a mantener el articulado aprobado en la Cámara de Diputados y no realizar “moderaciones”. 

En este punto, además, la DC colocó una presión adicional al Gobierno. En las reuniones que han mantenido con el Ejecutivo, los titulares de Hacienda y Trabajo, Rodrigo Valdés y Ximena Rincón, respectivamente, han expuesto su voluntad de insistir con la indicación que permitiría el reemplazo interno a través de facultar al empleador para realizar “adecuaciones necesarias” dentro de la empresa en caso de huelga.

Este tema, que fue rechazado por la Comisión de Trabajo del Senado, sería repuesto en la Sala por el Ejecutivo, ya que contaría con los votos de la oposición para aprobarlos y de al menos cuatro  DC. “Le dijimos que si repone la indicación, necesitaremos que estén también los votos PPD, porque la DC no está disponible para terminar votando sola con la derecha y mostrando una división con nuestros diputados”, admitieron en la falange.

Ello, porque es seguro que el Partido Socialista no estará disponible para aprobar ninguna fórmula que permita el reemplazo en caso de huelga ni extender beneficios. “Así lo decidimos como bancada, estamos dispuestos a perder en la Sala, pero no vamos a renunciar a este tema por un acuerdo, lo hemos hecho ya muchas veces”, indicó un parlamentario del sector.

En el PPD las aguas están divididas, y los senadores Eugenio Tuma, Felipe Harboe y Ricardo Lagos Weber serían más proclives a la idea del Gobierno. “Estamos disponibles para facilitar las “adecuaciones” dentro de las Pymes (…) y es muy probable que acojamos la propuesta (extendida a todas las empresas) de parte del Gobierno”, admitió el senador Tuma.

Si se aprueba entonces esta indicación en la Sala, pasaría a tercer trámite en la Cámara de Diputados donde sería rechazada, y el tema debería ser zanjado por la Mixta. 

Y precisamente ese fue el tenor de una reunión almuerzo que sostuvieron en Valparaíso ayer los diputados de la NM, integrantes de Trabajo, con la Central Unitaria de Trabajadores (CUT). “Es un hecho que vamos a la Mixta porque nosotros vamos a resguardar todo lo máximo aprobado en la Cámara, y eso analizamos con la CUT”, manifestó el presidente de esta comisión, diputado Lautaro Carmona (PC). 

Entre los temas que conversaron que irían a la Mixta estarían extensión de beneficios, presencia del sindicato interempresas en la negociación, descuelgue y titularidad. Hasta ayer los diputados no recibían ninguna propuesta formal o informal de parte del Gobierno para sentar las bases del preacuerdo, pero estaban expectantes a la fórmula que se estaría barajando entre Hacienda y Trabajo. 

Archivos relacionados