Economía & Dinero

Reforma Laboral: Gobierno definiría esta semana si retira o mantiene veto

Juan Pablo Palacios 18/05/2016

Decisión sería comunicada la próxima semana a los partidos de la NM y está sujeta a la interpretación del fallo del TC sobre titularidad sindical de los pactos de adaptabilidad.

Valparaíso.-En posiciones diametralmente opuestas se mantienen los ministros de Hacienda, Rodrigo Valdés, y del Trabajo, Ximena Rincón, respecto de las implicancias del fallo del Tribunal Constitucional (TC) sobre el futuro de la Reforma Laboral.

Mientras en Teatinos 120 consideran que el dictamen impone que la titularidad de los pactos la tienen los sindicatos -incluso, el titular de esa cartera, Rodrigo Valdés, aseguró la semana pasada que estudiaban reponerlos porque no involucraban a los grupos negociadores-, en la cartera de Huérfanos 1273 han manifestado una opinión contraria, ya que, dicen, la sentencia estipula que no debe haber diferenciación entre sindicatos y grupos negociadores, y en consecuencia, los primeros no podrían tener iniciativa exclusiva para negociar acuerdos de jornadas especiales de trabajo.

Esta diferencia de interpretación jurídica ha imposibilitado la definición de una estrategia clara para intentar salvar uno de los proyectos estrella de la actual gestión de Gobierno.

En ese contexto, por un lado Hacienda, apoyado por los ministros de Interior, Jorge Burgos, y de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, están por concentrar los esfuerzos para zanjar el debate a través de un proyecto de ley corta, desechando el veto supresivo que se presentó el pasado siete de mayo. “La idea es acotar lo máximo la discusión a través de esa vía legislativa, no abriendo el espacio para una regulación legal explícita de los grupos negociadores”, dice un personero cercano a ese bloque. 

Trascendió que en ese bando son partidarios de no innovar respecto de la regulación actual del Código del Trabajo, que permite la coexistencia de sindicatos y grupos negociadores, pero que en la práctica favorece la negociación colectiva de los primeros con el empleador y deja sólo espacio para los grupos en el segmento de las micro y pequeñas empresas (de hasta 49 trabajadores).

En cambio, en el Mintrab están por seguir adelante con el veto presidencial y luego ver fórmulas para regular la negociación de los grupos negociadores, sobre la base de los considerandos del fallo del Tribunal Constitucional.

“En el proyecto que moderniza el sistema de relaciones laborales sólo está pendiente la revisión del veto por parte del Poder Legislativo. El veto busca retornar la armonía y equilibrio que tenía el proyecto previo a la resolución emitida por el TC”, dicen desde la cartera que dirige Ximena Rincón.

Las disimiles visiones que hay en el Ejecutivo fueron materia de discusión en el comité político del lunes y ayer siguieron siendo foco de preocupación en el Congreso.

“Hay que resolver las discrepancias o distintas interpretaciones por el sentido y alcance del fallo para poder definir cuál es el camino que corresponde seguir (…) Una interpretación es contradictoria respecto de la otra, por eso es relevante fijar una opinión común. El Gobierno ha dicho que esta semana espera constituir una opinión. Esto determina cuál es la actitud que hay que tomar respecto del veto”, dijo el presidente de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade (PS).

El parlamentario comparte la visión que levantó el ministro Rodrigo Valdés, respecto de que el fallo del TC no afectó la titularidad sindical en los pactos de adaptabilidad, por lo que sería conveniente reponerlos.

La posición de Hacienda también es apoyada por la mayoría del comité de senadores de la Democracia Cristiana (DC). En tanto, el PS, el PPD, el PC y la mesa directiva de la DC y su bancada de diputados, apoyan la línea adoptada por Rincón de seguir avanzando con la tramitación del veto presidencial.

Fuentes de Gobierno confirmaron que efectivamente esta semana La Moneda espera construir una sola interpretación respecto del dictamen del TC por la inconstitucionalidad de la titularidad sindical, y a partir de ello se decidirá si se retira parcial o totalmente o se mantiene el veto presidencial, iniciativa que hoy se encuentra sin urgencia en la Cámara de Diputados. 

Agregan que la decisión final se comunicará a los jefes de los partidos de la Nueva Mayoría la próxima semana, para no empañar el discurso presidencial del 21 de mayo.

Sin acuerdo con la oposición. Por un carril distinto, desde Chile Vamos confirmaron que en los últimos días hubo acercamientos con los ministros de Hacienda y de la Segpres para construir un acuerdo en el proyecto de ley corta. Precisan que ello consideraba salvar la titularidad sindical en los pactos de adaptabilidad laboral, a cambio de echar abajo el veto presidencial.

Sin embargo, el presidente y senador de la UDI, Hernán Larraín, afirmó que no hubo espacio para llegar a consenso en esa línea. “El fallo del TC es claro, no podemos entregarle el monopolio de una negociación al sindicato, aunque sea parcialmente en los pactos de adaptabilidad. No estamos en el ánimo de aceptar esa proposición”, dijo Hernán Larraín. 

Oposición entregará propuesta a ministra del Trabajo

Hoy los senadores Hernán Larraín (UDI) y Andrés Allamand (RN) entregarán a la ministra del Trabajo, Ximena Rincón, su propuesta para construir un acuerdo en materia de Reforma Laboral.

La iniciativa, que fue anunciada el fin de semana, apunta a 5 ideas claves: jornadas laborales más flexibles; empleos más compatibles con la vida familiar; pportunidades de trabajo para jóvenes y mujeres; mejores remuneraciones para todos, y aumento de la productividad general.

“El llamado es a fortalecer las organizaciones sindicales, fortalecer los grupos negociadores, pero por sobre todo, darle a los trabajadores opciones para que puedan negociar flexiblemente sus jornadas de trabajo y sus remuneraciones, todo lo cual va a redundar en una mayor productividad”, dijo Larraín.

El senador también planteó la idea de incorporar a los funcionarios públicos en el debate de la Reforma Laboral.