Economía & Dinero

Reforma Laboral: cobra fuerza reponer titularidad sindical vía reforma a la Constitución

Juan Pablo Palacios 19/05/2016

Propuesta de senadores DC requiere sólo 24 votos -por desafuero de Orpis- para ser aprobada en el Senado y se negocia con los independientes Horvath, Bianchi y Lily Pérez los tres que faltan. Sin embargo, en la Cámara el panorama es más exigente.

La semana pasada el comité de senadores de la Democracia Cristiana (DC) se hizo eco de una propuesta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y sorprendió a la Nueva Mayoría con la presentación de una reforma a la Carta Magna para reponer la titularidad sindical que fue declarada inconstitucional por el Tribunal Constitucional (TC) a partir de un requerimiento ingresado por la oposición.

El proyecto de ley, que incluyó la firma de los senadores Ignacio y Patricio Walker y Andrés Zaldívar, busca modificar el artículo 19, número 16 de la Constitución -que establece que la negociación colectiva es un derecho de los “trabajadores”-, y garantizar que ese derecho sea ejercido “preferentemente por las organizaciones sindicales y, en ausencia de éstas, por los grupos de trabajadores que se unan para negociar colectivamente de acuerdo a los requisitos que la ley determine”. Cabe recordar que estos tres parlamentarios fueron críticos de varios aspectos de la Reforma Laboral, e incluso han planteado reparos al veto presidencial supresivo a los pactos de adaptabilidad y quórum para negociar colectivamente. 

Con la reforma constitucional se repondría la titularidad sindical que establece al sindicato como el sujeto principal a cargo de llevar adelante la negociación colectiva por parte de los trabajadores.

A pesar de que en La Moneda, e incluso en el ala izquierda del oficialismo, señalaron que dicha propuesta no tenía mayor viabilidad ya que requiere un alto quórum de dos tercios para ser aprobada, e implicaría buscar apoyos más allá del oficialismo, los senadores DC de manera sigilosa han iniciado gestiones para sacarla adelante.

Tras el desafuero del senador Jaime Orpis (UDI) -confirmado por la Corte Suprema-, se redujeron de 25 a 24 los escaños necesarios para aprobar este cambio constitucional. “Hoy la Nueva Mayoría cuenta con 21 senadores, por lo que sólo se necesitan tres votos más que habría que buscar en el comité independiente”, dijo un legislador de la falange.

Dicho escenario fue abordado ayer en una reunión entre  el comité de senadores DC, encabezado por la presidenta del partido Carolina Goic y Andrés Zaldívar, con el comité ejecutivo de la CUT, comandado por Bárbara Figueroa.

En la cita los parlamentarios confirmaron a la multisindical que existe el espacio para buscar los tres votos restantes con los senadores independientes Carlos Bianchi, Antonio Horvath y Lily Pérez. E incluso, ven factible poder llegar a un entendimiento con algún legislador de la centroderecha, pues según los DC, parte de ese sector se dio cuenta que el fallo del TC fue más dañino de lo que esperaban, por lo que tendría sentido sumar a alguno de ese bloque para reponer la titularidad sindical.

Trascendió que el comité DC es partidario de darle prioridad a esta reforma y dejar suspendida la tramitación del veto del Ejecutivo. Y en caso que no estuvieran los votos, reactivar el veto y luego dar paso a una ley corta. Pero reconocen que el panorama es más complejo en la Cámara de Diputados, donde se requieren 13 votos adicionales para aprobar el cambio constitucional.

“Creemos que vale la pena hacer la discusión a pesar del alto quórum. Los alcances del fallo del TC se subsanan con una reforma constitucional”, dijo tras la reunión con la CUT la senadora Goic.

En tanto, la presidenta de la multisindical, Bárbara Figueroa, saludó que los senadores DC hayan patrocinado esta propuesta de la CUT e indicó que “si no se logra avanzar en el camino de la restitución de la titularidad sindical vía reforma constitucional, el veto debe ser votado y aprobado por el conglomerado de gobierno. Con eso en mano se debe evaluar una potencial ley corta”.

El senador independiente Carlos Bianchi evitó anticipar su apoyo a la propuesta DC, pero aprovechó de criticar el manejo de La Moneda en el debate laboral. “Esta situación ha sido muy mal llevada por parte del Gobierno, aún seguimos con dudas respecto de cuál es la interpretación que vale”, dijo.

Desde la oposición, el senador y presidente de la UDI, Hernán Larraín, se mostró contrario a la reposición de la titularidad sindical vía un cambio constitucional: “La DC está haciéndose eco de una propuesta de la CUT, eso equivale a establecer el monopolio sindical en la Constitución, eso atenta contra el derecho de los no afiliados”.

En tanto, fuentes del Ministerio de Hacienda no ven con buenos ojos el avance de la iniciativa de la DC, pues indican que el camino del Gobierno sería regular esta materia a través de una ley corta.