2240854_500.jpg

Economía & Dinero

Reforma Laboral: cambios a sindicato interempresa mantiene trabado posible acuerdo

Juan Pablo Palacios 19/01/2016

Pese a ello, Gobierno aspira a zanjar hoy en el Congreso una fórmula que impida pasar con el tema para marzo. Se habla de un avance de 80% en un eventual acuerdo.

“No se puede decir que ya hay un acuerdo, pero se ha avanzando en un 80%. El acuerdo debe incluir un paquete, si no están todos los temas consensuados, no va a haber acuerdo”. Así resume una alta fuente de la Nueva Mayoría (NM) el estado de las conversaciones entre el Gobierno y los parlamentarios para arribar a un acuerdo que permita destrabar la discusión de la Reforma Laboral, evitando llegar a una Comisión Mixta y que el proyecto sea despachado antes del próximo 31 de enero y no pase para marzo.

El devenir de la negociación fue materia de análisis ayer en el comité político en el Palacio de La Moneda, donde de forma extraordinaria asistió la ministra del Trabajo Ximena Rincón.

Según el diputado y presidente del PC, Guillermo Teillier, en la instancia se reconoció que de la lista de prioridades legislativas del Ejecutivo “el proyecto que tiene más dificultades es la Reforma Laboral, donde persisten las diferencias entre los partidos de la Nueva Mayoría”. Teillier sin embargo, indicó que “se están realizando una serie de conversaciones y esperamos que terminen entre hoy y mañana (hoy). El Gobierno quiere buscar un acuerdo, pero no sabemos si va a dar para ello”. 

Agregó que el Ejecutivo transmitió que las “indicaciones se van a introducir sólo en caso que haya acuerdo entre todos los partidos y esas indicaciones se van a hacer en la Comisión de Trabajo del Senado. Si no hay acuerdo el proyecto no vuelve (a la comisión) y en ese caso lo más probable es que pase para marzo”.  

Teillier afirmó que los comunistas, que tenían programada una reunión con los ministros Rincón y Valdés (Hacienda), no van a suscribir un acuerdo que abra espacios al reemplazo interno en huelga y la extensión automática de beneficios.

En la misma línea, la presidenta del PS, Isabel Allende, confirmó que “hay dos o tres reuniones pendientes” e indicó que “da la impresión de que se ha avanzando bastante, creemos que hay un espacio posible de acuerdo y eso se verá de aquí a mañana (hoy). Creemos que hay bastante base de acuerdo”. 

De todos modos, Allende señaló que si bien es partidaria de llegar a un acuerdo, “veamos en qué términos. Por ahora las diferencias están dentro de la Nueva Mayoría”.

En tanto, el presidente del Senado Patricio Walker, quien representa al ala DC que quiere moderar la reforma, dijo que si hoy se produce un acuerdo “tendría toda lógica poder votar la Reforma Laboral este miércoles o la próxima semana. Si no se produce ese acuerdo, se quedó de conversar con los partidos políticos”.

Walker puso condiciones al contenido de un eventual consenso: “Creo que es posible producir un acuerdo que busque conciliar mayor equidad, repartir mejor la torta, porque en Chile hay mucha desigualdad, pero no afectando la creación de empleo”.

Los ajustes

Fuentes cercanas a las negociaciones señalaron que se está analizando una fórmula para redactar de una manera más clara los “ajustes” del empleador en caso de huelga. La idea es que no se mantengan las “adecuaciones necesarias”. “El Gobierno se dio cuenta en los últimos días que no están los votos para rechazar lo que salió de la Comisión de Trabajo del Senado, donde se eliminaron las adecuaciones necesarias. El senador Andrés Zaldívar pidió una nueva redacción, donde se mantenga el principio de la libertad de trabajo”, dice uno de los negociadores.

Agregan que en el caso del descuelgue, se está viendo el mecanismo para resolver la posible discriminación hacia las Mipes. “Hay dos alternativas, una tiene que ver con que el descuelgue quede igual para todos y la otra apunta a introducir un plazo superior a los 16 días de la huelga para que se produzca”, señalan.

Los mismos personeros señalan que la negociación colectiva interempresa es el tema que mantiene trabadas las posibilidades de llegar a consenso. “Ahí es donde está la posibilidad de que el Gobierno ceda y donde habría más costos para el mundo sindical”, dice un informante, quien precisa que el sector de los príncipes de la DC es el que más ha presionado para que exista titularidad del sindicato interempresa sólo cuando el empleador esté de acuerdo. 

Cabe indicar que el texto que despachó la Comisión de Trabajo establece la obligatoriedad de la negociación colectiva interempresa.

Las mismas fuentes señalan que existe cierto nivel de consenso en reducir de ocho a seis meses el plazo de vacancia de la nueva ley. 

Agregan que también están sobre la mesa ajustes acotados a la extensión pactada de beneficios para reducir los riesgos de impugnación en el Tribunal Constitucional (TC). Hoy en la reunión de los jefes de bancadas del oficialismo y en las conversaciones que sostenga la ministra Rincón con el comité de senadores DC, se espera zanjar si definitivamente hay agua en la piscina para un acuerdo.

Archivos relacionados

Enlaces relacionados