2311683_500.jpg

Proyecto de Comisión de Valores será visto por Senado. Ejecutivo insistirá con delación compensada

Miriam Leiva P. 07/07/2016

Las posiciones están tan divididas respecto de incorporar esta figura en el mercado financiero, que se presume una ardua discusión en la sala cuando se analice este proyecto.

La Comisión de Constitución aprobó el proyecto de ley que crea la Comisión de Valores y Seguros y lo envió a la sala del Senado para su posterior votación, que se presume podría efectuarse la próxima semana.

Si bien la instancia apoyó casi todas las materias planteadas por el Ejecutivo y ratificadas por la Comisión de Hacienda, el tema de la delación compensada para quien aporte antecedentes sobre delitos financieros fue motivo de división y se rechazó la idea.

No obstante, el Ejecutivo afirmó que insistirá con la indicación en la Sala porque consideran que esta medida es crucial para perseguir este tipo de ilícitos. “Creemos que es una herramienta eficaz y eficiente para garantizar la acción fiscalizadora de la superintendencia en los casos de abuso de mercado y uso de información privilegiada”, indicó la coordinadora legislativa del Ministerio de Hacienda, Macarena Lobos.

Recordó que en el derecho comparado la delación compensada surgió en el mercado financiero para extenderse posteriormente a los delitos de libre competencia.

El senador Hernán Larraín (UDI), que junto a Felipe Harboe (PPD) apoyó al Gobierno en esta idea en la Comisión de Constitución, manifestó que “es un instrumento necesario. Es preferible ese camino a esperar que por milagro de la naturaleza se puede saber la verdad de lo que ocurrió”.

Sin embargo, el senador Pedro Araya (independiente) presidente del grupo especializado -que votó en contra junto con Alberto Espina (RN) y Alfonso de Urresti (PS)-, recalcó que el mercado financiero es altamente regulado y, por ende, es más fácil para el fiscalizador detectar cuando hay ilícitos a través de los sobreprecios o simulaciones en los valores de los distintos instrumentos.

“Con esta figura se da una señal errónea porque se dice: infrinja la ley, tome las utilidades y después si se autodenuncia no tiene ningún tipo de sanción, la impunidad es completa”, argumentó señalando que, además hay dudas de procedimiento procesal en la norma que propuso el Ejecutivo.

Ante ello, Larraín admitió que el costo es que algunas personas quedarán eximidas, “pero el mecanismo ayuda a lograr el objetivo, y en la experiencia comparada sabemos que varios países están caminando hacia ese sistema”.

Por su parte, la asesora de Hacienda recordó que hay algunos delitos, como los ocurridos últimamente con las estafas piramidales, que no son fáciles de detectar. “No todos los que deberían estar regulados lo están, hay una zona gris. Nosotros trabajamos este tema con un grupo de expertos que propuso la figura”, recalcó.