adultos mayores

Economía & Dinero

Propuesta de pensiones incluiría cambios a indemnizaciones en empleo de adultos mayores

Juan Pablo Palacios 06/04/2018

Gobierno trabaja en la creación de un estatuto laboral especial para las personas mayores, que además de modificaciones al régimen legal de indemnizaciones en caso de desvinculaciones, apuntaría a acortar la jornada semanal de trabajo.

No sólo cambios paramétricos e incentivos monetarios para postergar la edad de retiro al sector pasivo incluirá el proyecto de reforma previsional que presentará este año el Gobierno. También innovaría con la creación de un marco regulatorio especial para mantener la empleabilidad y facilitar la contratación de adultos mayores (AM) que quieran continuar trabajando formalmente.

La propuesta que en esta primera etapa está siendo analizada por los técnicos del Ministerio del Trabajo, había empezado a ser sociabilizada por el titular de la cartera Nicolás Monckeberg en reuniones de trabajo con diversos actores y este miércoles en la Comisión de Desarrollo Social de la Cámara de Diputados fue confirmada por el propio secretario de Estado a los parlamentarios. “Estamos preparando una propuesta que adapta ciertas condiciones de contratación para los adultos mayores, en la misma lógica (del proyecto de estatuto laboral) de los jóvenes. Hoy no es fácil con las actuales normas laborales contratar a un adulto mayor por todo lo que aquello implica (…). Vamos a presentar una serie de modificaciones al código (laboral), acotadas a los adultos mayores que no están en condiciones de trabajar en jornada completa o con las condiciones que hoy se establecen como regla general”, reveló Monckeberg.

La idea de crear un estatuto laboral para las personas mayores también es apoyada por el Ministerio de Hacienda y apuntaría a flexibilizar ciertas normas del Código Laboral para incentivar la contratación en empresas de adultos ya jubilados que quieran mantenerse algunos años más en el mercado laboral.

El análisis que han hecho en el ministerio de Huérfanos 1273 identifica como una de las principales trabas regulatorias que desincentiva la contración de los adultos mayores al sistema de indemnización por años de servicio (IAS).

La norma general actual establece que en caso de despidos por necesidades de la empresa o por desahucio, el empleador deberá pagar al trabajador un finiquito equivalente a la remuneración del último mes por cada año de servicio con un tope de 330 días de salario (11 años).

De ahí que una de las propuestas que se ha evaluado es flexibilizar las IAS para el segmento de personas mayores, a través de una eventual reducción del tope legal de años o con la creación de un seguro de desempleo a todo evento, como hoy opera para las trabajadoras de casa particular. La fórmula definitiva aún no está zanjada.

Otra de las propuestas que también se afinan sería flexibilizar la jornada de trabajo de los adultos mayores, con un tope máximo de 30 horas semanales. También se podrían pactar diferentes alternativas de jornadas diarias y semanales en el contrato.

CONSENSO TÉCNICO. El planteamiento de crear un estatuto laboral especial para los adultos mayores hace años viene siendo debatida por los expertos como una de las propuestas claves dentro de una agenda de cambios para mejorar las pensiones.

La primera idea en esa línea fue planteada el año 2006 en el informe final de la Comisión Marcel. Diez años después la Comisión Bravo profundizó sobre el mismo tema, proponiendo establecer un subsidio al empleo de personas mayores en términos equivalentes al actual Subsidio al Empleo Juvenil, y generar como un objetivo de la política laboral la inserción laboral de calidad de las personas mayores, desarrollando instrumentos especializados para este grupo etario.