1943269_500.jpg

Producción industrial británica se recupera pero la balanza comercial decepciona

Reuters 11/01/2017

La producción industrial subió un 2,1% en noviembre, recuperándose de la caída de octubre, pero la balanza comercial se ubicó por debajo de lo esperado con un déficit de US$14.743 millones.

La producción industrial británica se recuperó en noviembre ayudada por los sectores de petróleo y gas, en una nueva señal de que la economía mantuvo su impulso a fines de 2016 a pesar del impacto por el voto a favor del “Brexit” en junio.

Sin embargo, el rendimiento de la balanza comercial se deterioró, según datos publicados este miércoles. Un aumento récord en las importaciones superó con creces el volumen de exportaciones, que también alcanzaron un máximo histórico, sin que se note aún una mejoría de la balanza por la caída de la libra esterlina desde el referéndum.

La Oficina de Estadísticas Nacionales dijo que la producción industrial subió un 2,1% en noviembre, recuperándose de una caída de 1,1% en octubre y superando las expectativas de un aumento de 0,8% en un sondeo de Reuters entre economistas.

La producción en el sector manufacturero subió un 1,3% tras una contracción del 1,0% en octubre, en comparación con una previsión de un aumento del 0,5% en un sondeo de Reuters. En términos interanuales, el aumento de la producción industrial fue del 2,0%, también muy por encima de lo esperado en el sondeo.

La resistencia de la economía británica desde la decisión de junio de abandonar la Unión Europea se ha debido casi por completo al sector servicios del país.

Por el contrario, los datos oficiales han demostrado que las manufacturas aún no han exhibido un claro beneficio de la caída en el valor de la libra esterlina tras el referéndum y las fábricas se enfrentan a un fuerte aumento en los costos de los bienes importados.

En cuanto a la balanza comercial, los datos publicados este miércoles por el instituto nacional de estadística británica mostraron un incremento del déficit de bienes hasta los US$14.743 millones, peor de lo esperado en el sondeo.

Aunque las exportaciones de bienes alcanzaron un máximo histórico en más de US$32.729millones, las importaciones fueron superiores, alcanzando los US$47.517 millones.