chile

Economía & Dinero

Ocde asegura que Chile logró superar la trampa de los países de ingresos medios

Constanza Morales 10/04/2018

Además de tener un ingreso per cápita superior a US$ 11.750, estos mercados destacan, entre otras razones, por tener un Estado de derecho fuerte y democracias robustas, según el organismo.

Cuando estallaron las protestas estudiantiles en 2011, los expertos comenzaron a hablar de una “maldición” que estaba afectando al país: la trampa del ingreso medio, que alude a las dificultades que enfrentan los países para encontrar nuevas fuentes de crecimiento luego de haber alcanzado niveles medios de ingreso.

Siete años más tarde, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) estima que Chile logró superar dicha barrera.

“Hasta la fecha, Chile, Trinidad y Tobago, y Uruguay han sido los únicos países latinoamericanos que han logrado escapar a la trampa del ingreso medio”, aseguró el informe anual “Perspectivas económicas de América Latina 2018: Repensando las instituciones para el desarrollo”.

En un documento de trabajo publicado en septiembre y en el que se analizó empíricamente las principales áreas de política que explican la trampa del ingreso medio, los economistas de la Ocde detallaron que la economía local pasó a ser de altos ingresos -es decir, tuvo un ingreso per cápita superior a US$11.750 medido en niveles constantes de 1990 y ajustado por paridad de poder adquisitivo- en 2005. Trinidad y Tobago alcanzó dicho hito en 1980, mientras que Uruguay lo vivió en 2011.

Cabe recordar que el Banco Mundial anunció en 2013 que Chile ingresó a la categoría de altos ingresos, que actualmente corresponde a aquellos que tienen un Ingreso Nacional Bruto por habitante de al menos US$12.236.

RASGOS CLAVE

El estudio identificó diversos rasgos que permiten que los mercados sean de altos ingresos. “Unas instituciones y un comercio sólidos son clave para superar la trampa del ingreso medio”, detalló el reporte.

Además, la evidencia empírica sugiere que las economías que consiguen sobrepasar el umbral tienen un Estado de derecho fuerte, sólidas capacidades estatales en forma de ingresos fiscales suficientes y democracias robustas.

Asimismo, los países más abiertos tienen mayores posibilidades de evitar la trampa del ingreso medio. “En este caso, la capacidad de los países para exportar bienes con alto valor agregado es clave para la transición de los ingresos medios a los altos”, acotó la investigación.

La Ocde precisó que otros rasgos fundamentales para escapar de la trampa son la calidad de la educación, el suministro adecuado de competencias y habilidades de los trabajadores, niveles adecuados de inversión y mercados de capital desarrollados.

RESTO DE LA REGIÓN

Según el informe, a medida que los países latinoamericanos han alcanzado niveles de ingreso medio, el crecimiento ha sufrido una desaceleración duradera, lo que ha llevado a diversos expertos a relacionarlo con la trampa del ingreso medio: “Tras un rápido crecimiento registrado en etapas iniciales de desarrollo, el crecimiento se estanca cuando los países alcanzan niveles medios de ingresos”.

Los economistas de la Ocde acotaron que, en las economías de bajos ingresos, el crecimiento aumenta especialmente a través de la reasignación del trabajo desde actividades y empresas de baja productividad a otras de alta productividad. “Sin embargo, al alcanzar niveles de ingresos medios normalmente son necesarios nuevos motores de crecimiento económico, basados en industrias manufactureras y de servicios intensivas en capital y en mano de obra calificada”, sostuvieron.

El reporte puntualizó que muchos de los mercados de la región “han sufrido episodios recurrentes de estancamiento de los ingresos per cápita, sobre todo tras los años ’80”.