dolar

Economía & Dinero

Nivel del dólar es la principal preocupación empresarial y desplaza a la incertidumbre

Felipe Vega 15/03/2018

Una encuesta de la Cámara de Comercio de Santiago reflejó que la inquietud del mercado por el nivel del tipo de cambio ocupó el 21,1% de las menciones. Además, el componente de incertidumbre disminuyó de 55% a 28%, alcanzando el registro más bajo desde 2014.

En línea con la preocupación que ha mostrado el mercado, principalmente el sector exportador, un informe de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), correspondiente al primer trimestre reflejó que la principal inquietud del sector empresarial es el nivel del dólar desplazando al segundo lugar la incertidumbre económica.

Esto, porque en diciembre recién pasado la divisa norteamericana comenzó un proceso de caída libre hasta llegar a mínimos de $587 en febrero. Ayer, en tanto, la moneda cerró en $601. En suma, el dólar ha mostrado una caída de $54 desde diciembre a la fecha. Las expectativas del mercado apuntan a que la divisa se mantendrá bordeando los $600 por los próximos meses.

Por ello, el tipo de cambio, pasó de ocupar el tercer lugar con un 10% en las preocupaciones en el sondeo de septiembre, al primer lugar con un 21,1% de las menciones. El análisis de la CCS explicó que la caída del dólar ha generado preocupación principalmente en el sector ligado a los recursos naturales, donde estuvo el 44% del total de las menciones. Con respecto al nivel de la divisa, desde la Cámara ahondaron que el tipo de cambio siempre ha tenido un porcentaje cercano al 17% de las menciones, pero que en períodos más críticos ha alcanzado una cifra entre 25% y 27%, por lo que “este rebote deja ver la tensión que se acumula en las firmas a la espera de una normalización de su trayectoria”.

En ese contexto, el secretario general de la CCS, Cristián García-Huidobro, señaló que históricamente el tipo de cambio ha ocupado un lugar de relevancia en el mapa de preocupaciones empresariales, dado que “define, en cierta forma, el grado de competitividad de muchos sectores de la economía”.

Factor político

Por otra parte, la incertidumbre política y económica cayó de 55% en septiembre a 28% en enero. De esa forma, la cifra alcanzada es la más baja desde 2014, aunque desde la CCS aseguran que “todavía permanece por sobre los registros previos a este ciclo de cuatro años”, donde oscilaba entre 10% y 20%.

En ese contexto, según lo expresado por la Cámara, esta disminución del componente de incertidumbre, que hasta septiembre era visto como el principal factor nocivo para los negocios, tiene estrecha relación con “una acelerada mejoría en las expectativas empresariales, favorecido por un mejor escenario internacional y por los cambios políticos en el plano interno”.

García-Huidobro subrayó que las mejores expectativas empresariales marcan “un buen punto de partida para la recuperación prevista del ciclo económico 2018”. Al analizar en detalle el sondeo, en relación a la incertidumbre política, se observa que cayó desde 26% a 19%. No obstante, la baja aún contiene elementos vinculados con fenómenos pasados, pero que aún se mantienen dentro de las menciones de los empresarios, como es la reforma laboral y tributaria.

En ese sentido, el secretario general de la CCS expresó que “la incertidumbre política podría seguir moderándose en los próximos meses, en la medida que sean más visibles las medidas pro crecimiento y pro inversión”.

Un punto positivo que resaltó la encuesta, es la disminución al 2% de la percepción de que no existen condiciones favorables para el desarrollo de la actividad empresarial, esto dado que en junio de 2017 el mismo componente representaba el 35% de las preocupaciones de los empresarios.

Actividad económica

A pesar que el panorama económico en Chile comienza a mostrar señales de reactivación, en el sondeo de la CCS se acrecentaron dos preocupaciones del mundo empresarial. En ese sentido, la inquietud por la competencia en el mercado aumentó de 3,1% en septiembre a 7,8% en enero. Punto aparte para lo que ocurrió en relación al nivel de demanda, que entre los mismos sondeos pasó de 8,7% a 13,4%, por lo que de acuerdo a lo señalado por la Cámara, pese a que “se percibe una menor incertidumbre económica, las empresas acusan dificultades por el bajo nivel de actividad actual”. En esa línea, los otros componentes de preocupación empresarial se mantienen acotados, sin embargo, al igual que el nivel de demanda y competencia de los mercados, la inquietud de los precios registró un alza en la última medición, al pasar de 1,6% a 4,8%. Esto, según lo previsto por la Cámara de Comercio de Santiago, tiene estrecha relación con el valor que ha tenido el petróleo, “en un contexto de recuperación de los precios de los commodities en el mundo”, concluyó el texto.