Economía & Dinero

Nigeria: controles cambiarios amenazan con empeorar la crisis económica

Bloomberg 28/01/2016

Los controles monetarios han golpeado la confianza de los inversionistas, con una disminución de la entrada de capitales de 32% en 2015. El índice de referencia del país ha caído 17% en el año, el peor sólo detrás de Shanghai, Arabia Saudita y Hong Kong.

La crisis económica de Nigeria acaba de empeorar. El gobernador del banco central Godwin Emefiele se resistió, nuevamente, a las peticiones para una depreciación de la moneda, pese al desplome de los precios del petróleo que ha mermado los ingresos del mayor productor de crudo de África. El gobernador mantuvo las restricciones al mercado de divisas, que han provocado una fuga de capitales, una caída de la producción de la mayor economía del continente y el desplome del naira a un mínimo récord en el mercado negro.

Emefiele no dio señales en el comunicado del Comité de Política Monetaria de que esté dispuesto a aliviar los controles a pesar de las críticas de los inversionistas y el sector empresarial y de haber sido cuestionado por políticos. Esto podría agravar la crisis en una economía que probablemente registró el crecimiento más lento en 16 años durante 2015. Además Nigeria se enfrenta a una inflación del 10% y a un déficit presupuestario récord para pagar los sueldos de los funcionarios del Gobierno y construir carreteras y centrales eléctricas.

“Hay presión pero no hay una forma de ejercer una disciplina de mercado en el banco central de Nigeria”, dijo Ayodele Salami, de Duet Asset Management, que gestiona unos $500 millones en renta variable de África. “Tenemos que ver un colapso del crecimiento”, dijo. “No han llegado a un terreno que les dé pánico. Creo que un crecimiento del 1% o incluso negativo sería definitivamente la clave que convencería al banco central de tomar medidas”.

La economía nigeriana probablemente creció 3% el año pasado, el ritmo más lento desde 1999, y se prevé un crecimiento de 4,1% este año, según proyecciones del FMI.

A esto se ha sumado la acción del grupo terrorista Boko Haram, que habría sido el autor de un atentado provocado ayer en un mercado que estaba cerrado desde el secuestro de más de 200 niñas en abril de 2014.

Mercado negro

El banco central estableció un tipo de cambio fijo del naira frente al dólar de entre 197 y 199 desde marzo al restringir las importaciones de productos como el cristal o las carretillas de construcción, al suspender el suministro de divisas a oficinas de cambio y casi provocar el cierre del mercado interbancario con límites a las negociaciones.

Aunque Emefiele reconoció el martes que había que mejorar la liquidez, también puntualizó que el banco central estaba decidido a mantener la estabilidad de la moneda.

Nigeria se ha resistido a una devaluación mientras otros países petroleros como Angola, Rusia o México han visto debilitarse sus respectivas monedas.

El naira se negociaba a 306 por dólar en el mercado negro el martes. Los contratos forward sobre el naira se dispararon tras el discurso de Emefiele, lo que sugiere que los operadores del mercado habían rebajado sus expectativas respecto a una posible devaluación.

“El petróleo ha caído más de lo que nadie pensaba y no les ha hecho cambiar de opinión”, dijo telefónicamente John Ashbourne, economista de Capital Economics en Londres. “No estoy seguro de cuál será la gota que colme el vaso”, agregó.

Los controles monetarios han golpeado la confianza de los inversionistas, con una disminución de la entrada de capitales de 32% el año pasado, según un informe de la Bolsa de Nigeria publicado en su sitio web el 19 de diciembre. El índice de referencia de Nigeria ha perdido un 17% en lo que va de año, el de peor rendimiento mundial después de los indicadores de Shanghái, Arabia Saudí y Hong Kong.

El banco central ha favorecido la bajada de tipos de interés para estimular el crecimiento con la esperanza de que los bancos comerciales aumenten su actividad de préstamos. El banco “quiere impulsar el crédito y estimular la economía”, dijo Lanre Buturo, analista de Primera Africa Securities Ltd. por teléfono desde Lagos. “No obstante, yo no veo a los bancos concediendo préstamos en un futuro próximo debido al bajo nivel de actividad económica”.

Archivos relacionados