2069090_500.jpg

Economía & Dinero

Moody's avisa que bancos de desarrollo mexicanos necesitarán recursos extra

EFE 21/01/2016

La agencia calificadora detalló que estos aportes, que vendrían de parte del Gobierno, servirían para "poder cumplir con sus ambiciosos objetivos de crecimiento para 2018".

La agencia calificadora Moody’s afirmó hoy que algunos de los bancos de desarrollo de México necesitarán por parte del Gobierno “recursos adicionales para evitar un deterioro importante de su capitalización”.

En su análisis de cuatro de los bancos de desarrollo más importantes del país -Nacional Financiera (Nafin), Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) y Sociedad Hipotecaria Federal (SHF)-, la agencia estableció que algunos requerirán inyecciones de capital.

Estos aportes, que vendrían de parte del Gobierno, servirían para “poder cumplir con sus ambiciosos objetivos de crecimiento para 2018”, señaló Moody’s Investors Service en un comunicado.

Dichos objetivos, añadió, “reflejan el énfasis que pone el Gobierno mexicano en elevar el bajo nivel de intermediación financiera del país”.

Apuntó que estos bancos constituyen una “parte clave” de las políticas de desarrollo económico prioritarias, y que el Gobierno las está usando para “tratar de cerrar la brecha”.

“Los lazos estrechos que mantienen los cuatro bancos con el Gobierno y su acceso relativamente amplio a fuentes de financiamiento de mercado les permitirán continuar su crecimiento, a pesar de sus distintos perfiles de utilidades y necesidades de capital”, señaló la agencia.

El analista de Moody’s David Olivares indicó que cada uno de los cuatro bancos generarán diferentes perfiles de riesgo de activos.

Nafin y Banobras tienen los perfiles menos riesgosos; el primero porque otorga principalmente garantías de crédito respaldadas con fondos del Gobierno y el segundo porque concede créditos garantizados con transferencias del Gobierno u otras fuentes de pago automático de los créditos.

Ambos contrastan con “las considerables exposiciones directas que tiene Bancomext a deudores del sector privado de mayor riesgo, así como sus concentraciones de créditos relativamente más altas en términos de deudor único y de industria” y “los obstáculos de SHF por la gran cantidad de activos que han perdido valor en su balance general”.