1986134_500.jpg

Economía & Dinero

Mercado recorta proyección de crecimiento para 2015 a 2% tras dato de Imacec

PULSO 05/01/2016

Los economistas están de acuerdo en que la actividad económica del año pasado no estará en línea con el 2,1% esperado por el Banco Central. Además, según BBVA la normalización de la TPM podría verse postergada.

Tras conocerse el dato del Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec) de noviembre -que anotó apenas un 1,8% mientras los economistas del mercado proyectaban un 2,5%- los analistas ven una economía estancada y ahora esperan que el PIB del 2015 anote una expansión de sólo 2%.

De resultar cierta esta cifra, estaría por debajo de la estimación de 2,1% del Banco Central (BC), mientras que en lína con el BC sólo se encontraría el Banco Penta, entidad que mantuvo la proyección.

Desde Banchile estiman que el Imacec estará entre el 0,7% y 1,2% para diciembre en comparación a igual mes del 2014. En tanto, BBVA dice que para el cuarto trimestre la expansión será de 1,4% anualizada, por lo que estiman que el crecimiento del 2015 sería de 2%. 

Por otro lado, Bice Inversiones destaca que el PIB del último trimestre del año anotaría un aumento de 1,3% anual. BCI Estudios es más optimista y dice que el Imacec de diciembre se ubicaría entre 1% y 2%. 

Por su lado, Santander proyecta un Imacec en diciembre de 1,4% anualizado. “Asimismo mantenemos un estimación de expansión de la actividad en 2016 de 2% anual, pero con un primer trimestre mostrando tan solo un crecimiento de 1,5% anualizado”, sostiene la entidad.

Desde Libertad y Desarrollo pronostican cifras similares. “En los once primeros meses del año se acumuló un crecimiento de 2%, lo que hace poco probable que se pueda superar esta cifra para el año. La actividad económica sigue virtualmente estancada”,  sostiene Cecilia Cifuentes, economista senior de la entidad.

Proyección de TPM

Tras la débil cifra dada a conocer este martes, Penta estima que el BC será cauteloso al aumentar la TPM y proyectan dos alzas de máximo 25 puntos base para este año que se podrían realizar a partir del segundo trimestre.

Adicionalmente, BBVA dice que “esta sorpresa debería llevar a cierta postergación en la visión de normalización de la TPM por parte del mercado, acompañada también de alguna presión depreciativa sobre el peso”.

Enlaces relacionados