Economía & Dinero

Masa salarial se sigue desacelarando tras nueva caída de las remuneraciones

Carlos Alonso 08/06/2016

Los expertos señalan que la disminución de este indicador responde tanto al deterioro de la creación de empleo como al menor crecimiento que muestran las remuneraciones. Para este año, se prevé que promedie 2,5%.

El ciclo de desaceleración por el que atraviesa la economía sigue afectando las distintas variables macroeconómicas. Y una de ellas es la masa salarial -que es la suma del crecimiento del empleo y las remuneraciones- ya que de acuerdo a cálculos de Inversiones Security en abril mostraron una crecimiento de sólo 2,5%, ubicándose por debajo de abril de 2015 (3,0%), pero levemente por sobre el dato de 2,2% de marzo de este año. 

Es más, en el Informe de Política Monetaria (IPoM) que el Banco Central entregó el lunes recién pasado se señaló que “en los últimos meses el mercado laboral se ha deteriorado algo más rápido de lo previsto, lo que ha disminuido el incremento de los ingresos laborales, medidos en la masa salarial real”.  

En ese sentido, el ente rector   destacó que “la evolución del empleado asalariado cayó de manera importante  pasando desde algo menos de 2% a fines de 2015 hasta situarse en 0,5% en el trimestre móvil finalizado en abril”.  Por todo esto, el BC indicó que “los fundamentos del consumo apuntan a un dinamismo bajo durante los trimestres que siguen”. 

Expertos. Antonio Moncado, economista de BCI, señaló que para entender la dinámica de la masa salarial se debe analizar la composición del mercado laboral, y en ese sentido, prevé que “la perspectiva para el empleo asalariado estará bastante plano y en niveles cercanos a 0%, y sólo estará sostenido por el empleo por cuenta propia, por lo que la masa salarial mostrará una disminución hacia la parte final de este año”. 

Mientras que Felipe Alarcón, economista de Euroamerica, señaló que “el menor crecimiento de la masa salarial responde al deterioro que tendrá este año tanto la creación de empleo como las remuneraciones”. En tanto, el gerente de Estudios de la Cámara de comercio de Santiago (CCS), George Lever, puntualizó que “el empleo crecerá en torno a 1,2% en promedio en el año y las remuneraciones reales en 1,3%, lo que los deja a ambos con una contribución moderada y bastante similar”. Para este año, la perspectiva de Lever apunta a que  la masa salarial crecerá en promedio 2,5%.

Ahora bien, en cuanto a los efectos sobre la inflación, César Guzmán, economista de Inversiones Security señaló  que “es una moderación de los costos laborales unitarios, es decir, una moderación de las presiones inflacionarias hacia adelante, moderando la inflación no transable”. 

Remuneraciones. Ayer el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó que las remuneraciones reales cayeron 0,6%, mientras que  el índice nominal lo hizo en 0,3%.  En doce meses, el índice real avanzó 1,1% y el nominal 5,3%. 

De acuerdo al reporte del INE, electricidad, gas y agua  mostró la mayor caída mensual, con -1,2%, seguido por comercio (-1%) y hoteles y restaurantes (-1%).  Luego se situó industria manufacturera y administración pública, con bajas de 0,9%. Servicios sociales retrocedió 0,3% y enseñanza 0,1%.  Por tamaño de empresa, y medido en doce meses, las firmas medianas consignaron las variaciones positivas más elevadas en el IR (6,3%), seguidas por las pequeñas (5,6%) y las grandes (5,0%).

Ahora bien, en cuanto a las horas totales pagadas por trabajador, estas aumentaron mensualmente 0,1%, comportamiento explicado por el incremento de las horas extraordinarias (5,3%), que fueron compensadas por la variación de las horas ordinarias (-0,1%). En doce meses, las horas totales disminuyeron 0,5%, debido a la reducción de las horas ordinarias (-0,2%) y extraordinarias (-7,6%).