2246214_500.jpg

Economía & Dinero

Martín Redrado: "Si en inflación y política fiscal muestran solidez, Argentina podría crecer 4% en 2017"

Francisca Guerrero 27/01/2016

La curiosidad por el proceso de cambios que experimenta Argentina trajo a nuestro país al ex presidente del banco central trasandino, Martín Redrado, invitado por Scotiabank, a dictar una conferencia.

La curiosidad por el proceso de cambios que experimenta Argentina trajo a nuestro país al ex presidente del banco central trasandino, Martín Redrado, invitado por Scotiabank, a dictar una conferencia. Redrado destacó las medidas de la administración del presidente Mauricio Macri en materia cambiaria y monetaria, aunque todavía tiene dudas respecto al financiamiento y la política fiscal. 

¿Cuál ha sido su evaluación del primer mes y medio del gobierno de Macri?

Un buen comienzo, con crecientes desafíos por delante. En materia de política internacional tiene una visión mucho más equilibrada y pragmática del mundo, con una  Argentina integrada, no aislada. En lo económico hay avances sólidos en materia monetaria y cambiaria y dudas en lo fiscal y en el programa de financiamiento del gobierno.

¿Cuánto tiempo cree que le tome a Argentina volver a la ruta de crecimiento? 

Depende de la calidad de las políticas públicas, de que tengan un programa fiscal con credibilidad, que muestre que el país va a llegar más rápido a un equilibrio presupuestario, una mejor calidad del gasto público, capacidad para resolver conflictos como los holdouts y capacidad para bajar la inflación. Si todo esto lo vemos en 2016, probablemente sea a partir de la inversión, y no del consumo, que veamos crecimiento. Si en materia de inflación y en política fiscal muestran solidez Argentina podría crecer 3,5% y 4% en 2017.

¿Cómo evalúa el liderazgo económico del ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay? 

No me gusta hacer críticas a los hombres sino a las políticas. Se ha dado un programa fiscal de reducción de un punto del déficit y se ha planteado la idea de llegar casi al equilibrio presupuestario al final del gobierno de Macri, pero no se ha dicho cómo. Argentina necesitaría para los próximos 4 años US$60.000 millones solo para el déficit. Bajo un supuesto optimista, dos terceras partes de eso lo puede financiar el mercado local, pero de todos modos habría que financiar US$40.000 millones en el mercado internacional, es decir, US$10.000 millones por año, además de resolver el tema de los holdouts. Sin un programa financiero explícito hay que ir evaluando paso a paso la conducción económica.

¿Cómo va a ser la negociación en el Congreso considerando la dura oposición del kirchnerismo?

La oposición dura kirchnerista no es tan grande. Dentro del Frente para la Victoria son 43 los más duros. Este es un gobierno que ha hecho de la gestión una de las bases de legitimidad, por lo tanto, en la medida que vaya consiguiendo resultados va a ir consiguiendo legitimidad. Además, el peronismo aún no tiene un líder natural y es probable que esa definición termine aislando al kirchnerismo. Eso le da la ventaja a Macri. 

En este nuevo marco, ¿cómo ve las relaciones comerciales entre Chile y Argentina?

Ya hay muchas inversiones chilenas en Argentina que lamentablemente han tenido un contexto hostil en estos últimos tiempos. Hay mucho por trabajar en energía, en base a Argentina levantando distorsiones y a las necesidades de Chile. Venimos con una relación bastante baja en intensidad, no solo con Chile sino también con el resto de la región. Por proximidad y conocimiento, muchas empresas chilenas tienen ventajas competitivas ante otras multinacionales. Siempre les digo a los empresarios chilenos que deben generar más vinculación personal no solo entre las cámaras de ambos países, sino que también entre accionistas, para realizar proyectos en conjunto. Tenemos un nuevo escenario para permitir que eso ocurra.

Archivos relacionados