Buenos Aires Argentina

Economía & Dinero

Los factores internos y externos que aceleraron la crisis cambiaria en Argentina

Constanza Morales 10/05/2018

Algunas decisiones recientes del gobierno y del Banco Central se conjugaron con el alza del rendimiento del bono del Tesoro a 3% y el fortalecimiento del dólar a nivel global, lo que provocó una “mini corrida de la nada”, según Marcos Buscaglia, socio fundador de Alberdi Partners.

Hasta fines del año pasado, las cosas parecían ir bien para el gobierno de Mauricio Macri: no sólo logró implementar reformas clave para que la economía argentina volviera a operar de manera normal, sino que también registró una contundente victoria en las elecciones de medio término, lo que le proporcionó un mayor capital político para seguir avanzando con su programa.

Sin embargo, el 28 de diciembre la administración de Cambiemos cometió un error no forzado, que cuatro meses más tarde derivó en una crisis cambiaria que pocos pudieron prever.

Ese día, el Ejecutivo convocó a una conferencia de prensa para revelar que ajustaría al alza las metas de inflación para los siguientes tres años. El problema fue la forma en que se comunicó la medida: el anuncio lo realizó el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y no el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, quien estuvo presente en la conferencia.

Según Marcos Buscaglia, socio fundador de Alberdi Partners, Sturzenegger “estaba ahí sentado como un niño que está siendo reprendido por haberse portado mal”, lo que fue interpretado por los mercados como que la autoridad no era independiente.

“Fue un error no intencionado”, afirmó ayer en un desayuno sobre el mercado transandino organizado por Bci Asset Management.

La teoría que el gobierno ejercía presión sobre el BCRA se vio reforzada unas semanas más tarde cuando la entidad bajó las tasas de interés en medio de una inflación que seguía subiendo por las alzas en las tarifas de servicios básicos.

A juicio de Buscaglia, esta acción “ocasionó el aumento de la volatilidad del peso”.

Para evitar movimientos bruscos en el tipo de cambio y, por consiguiente, un mayor salto en la inflación, el organismo comenzó en marzo a intervenir en el mercado vendiendo dólares, lo que fue visto por los inversionistas como una salida. Así, “se armó una mini corrida de la nada”, declaró el ex economista jefe para la región de Bank of America Merrill Lynch.

“Gran parte (de la crisis) lo explican estos errores: la forma en que el gobierno cambió la meta y melló la percepción de autonomía del Banco Central y la acción del Banco Central en lo que hizo después de ese cambio de meta”, resumió el economista.

Factores externos

Estas “equivocaciones” se produjeron justo en momentos en que las condiciones externas comenzaron a empeorar para los mercados emergentes.

“Lo que desata esta volatilidad, más allá de los errores internos del gobierno, es lo que está sucediendo en Estados Unidos con la suba de las tasas del bono del Tesoro” desde 2,4% a inicios de año a 3% en la actualidad, comentó ayer en el desayuno Daniel Chameides, estratega de mercado de Banco Galicia.

Buscaglia explicó que Argentina es más vulnerable a este tipo de shocks dado el gradualismo fiscal adoptado por Macri, estrategia que ha provocado que los déficit fiscal y de cuenta corriente sigan siendo elevados.

Tras elevar las tasas de interés en casi 1.300 puntos base y reducir la meta de déficit fiscal en medio punto, la Casa Rosada decidió el martes recurrir al Fondo Monetario Internacional.

Para Buscaglia, esto fue un “paso precipitado”, ya que “hubiera intentado primero terminar con esta mini corrida sobre la moneda con acciones propias”.

Sin embargo, el experto destacó que el Ejecutivo “mostró fortaleza para tomar decisiones con alto costo político para estabilizar la situación”.

Gobierno pedirá Acuerdo de Derecho de Giro al FMI

El gobierno de Mauricio Macri comenzó las conversaciones con el Fondo Monetario Internacional para acceder a un Acuerdo de Derecho de Giro (SBA, su sigla en inglés), negociación que podría tomar seis semanas, informó ayer el Ministerio de Hacienda. Este instrumento es el más típico y sus condiciones son menos estrictas que una Línea de Crédito Flexible.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, se reunió ayer con Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, y hoy sostendrá un encuentro con Christine Lagarde, su directora gerente.

Peso siguió cayendo, pero bolsa se disparó más de 6%

Ni el acuerdo con el FMI ni la intervención del Banco Central en el mercado de futuros fueron suficientes para suavizar la depreciación del peso argentino, que ayer bajó 0,94% hasta 22,69 pesos por dólar, un nuevo máximo histórico.

Por su parte, el riesgo país registró una leve mejora al pasar desde 394,68 puntos base a 383,17.

En tanto, la bolsa transandina interrumpió ayer sus cinco caídas consecutivas en las que acumuló un desplome de 12,4% y anotó un salto de 6,21%. El Merval se vio impulsado por la aprobación de la ley del mercado de capitales.

Congreso aprueba reforma al mercado de capitales

En medio del caos cambiario, la administración logró una victoria legislativa: con 158 votos a favor y 70 en contra, la Cámara de Diputados aprobó la reforma a la ley del mercado de capitales, con lo que quedó lista para ser promulgada.

Esta iniciativa era muy esperada por los inversionistas y era considerada clave por la Casa Rosada para atraer inversión extranjera.

Según la coalición oficialista Cambiemos, la reforma permitirá que las empresas, especialmente las pymes, logren financiamiento y fortalecerá al mercado financiero, uno de los menos desarrollados de la región.P