2235713_500.jpg

Economía & Dinero

La Productividad Total de Factores cayó 1% en 2014, su peor resultado desde 2009

L. Aravena y C. Alonso 04/01/2016

Estudio que realizan Corfo y la UAI ratifica deterioro de la PTF y le pone urgencia a iniciativas que impulsa el Gobierno para mejorar esta variable. Por sectores, la agricultura fue el único cuya productividad creció, mientras que la minería siguió registrando la mayor contracción.

La economía atraviesa por un ciclo de desaceleración  desde mediados de 2013 que se explica no sólo por una menor utilización de los factores  productivos -en particular, del stock de capital-, sino que también por el debilitamiento de la Productividad Total de Factores (PTF), que en 2014 cayó 1%, su peor resultado desde 2009. Así lo revela el informe anual “Evolución de la PTF en Chile”, realizado en conjunto por la Universidad Adolfo Ibáñez y la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo). 

Este estudio viene a ratificar  que la PTF es una falencia que se ha intensificado durante los últimos años, lo que ha sido evidenciado también por otros análisis. De acuerdo a Clapes-UC la PTF en 2014 cayó 1,5%, mientras que un reporte de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS)  indicó que la productividad retrocedió 0,8%, mientras que el cálculo de los expertos del Comité Consultivo del PIB Tendencial  fue un descenso de 0,5%. Para tratar de enmendar este rumbo, el Gobierno definió que 2016 será el Año de la Productividad, y además nombró una comisión para impulsar esta variable.

La PTF es la parte del crecimiento que no puede ser explicada por la expansión del capital  y del trabajo. Así, refleja una mejor utilización de ambos factores, ya sea porque se reasignan hacia usos más productivos o porque se combinan de una manera más eficaz. Por lo mismo, la PTF suele llamarse “eficiencia económica”, pues representa una medida de la eficiencia con la que se usan los recursos productivos disponibles.

Desglose del Estudio

De acuerdo al informe de la UAI y Corfo, el resultado de la caída de 1% de la productividad en 2014 se explica, contablemente, por el bajo crecimiento que registró el Producto Interno Bruto (PIB) de 1,9%, al tiempo que el stock de capital continuó expandiéndose a tasas elevadas (2,6%).  En otras palabras, el informe señala que “mientras el stock de capital continuó creciendo en forma dinámica, la economía se desaceleró, lo que se tradujo en una utilización menos eficiente de los factores productivos”. 

En contraste con el stock de capital, el crecimiento de las horas trabajadas contribuyó sólo con 0,3% a la expansión del PIB en 2014, mientras que el empleo total de la economía creció 1,5% y las horas trabajadas promedio por trabajador se contrajeron 0,9%. Al excluir los sectores de recursos naturales de los cálculos, específicamente los rubros de minería y de electricidad, gas y agua,  se observa que la PTF del resto de la economía es más estable que la del agregado, con una baja de 0,4% en el año.

En el tiempo y excluyendo la caída en 2014, el reporte señala que entre 1993 y 2013 se registraron  descensos en cuatro ocasiones para el total de la economía: 1999; 2007, 2008 y 2009, y sólo en tres si se excluyen los sectores de recursos naturales: 1996, 1999 y 2009.  

Tras crecer en promedio 2,4% a mediados de los años noventa, el ritmo de alza de la PTF se ha ido desacelerando, para en los últimos cinco años promediar apenas 0,4%. 

El vicepresidente de Corfo, Eduardo Bitran, explica que la principal razón del crecimiento de la PTF entre 1993 y 2014 -en promedio de 0,9%- ha sido más por “transpiración” que por “innovación o agregación de valor”. Esto, porque el mayor aporte ha sido por inversión (stock de capital) en desmedro de la contribución del capital humano. “El aporte de la mano de obra desde el punto de vista de las horas de trabajo empleada en este período es de 0,8% y horas  de calidad del trabajo de 0,2%”, plantea Bitran. 

En ese sentido, Bitran indica que si bien “Chile ha hecho un esfuerzo en un período largo en aumentar la escolaridad, eso no se ha reflejado plenamente en aumento de producción y en PIB”. Por ello, a su juicio, el foco de preocupación debería estar en mejorar las competencias para generar las que necesita el sistema productivo, más que simplemente los años de escolaridad.

Agricultura y minería

De los ocho sectores productivos considerados en este informe sólo uno, Agricultura, caza y pesca, presentó una variación positiva de la PTF de 0,3% en 2014. De acuerdo al informe, dicho desempeño “se debe a que las decisiones de empleo e inversión no necesariamente se ven reflejadas en la producción final del año, la cual está fuertemente determinada por factores exógenos, especialmente climáticos”. 

En el otro extremo, la PTF de la  minería fue la que mostró la mayor caída en el año, con una merma de 6,3%. Con todo, es su menor baja desde 2008. 

Archivos relacionados

Enlaces relacionados