Economía & Dinero

La fórmula del INE para medir el efecto del alza del impuesto de timbres y estampillas en el IPC

Carlos Alonso 18/01/2016

Desde este mes rige el incremento en dicho gravamen que pasa de 0,4% a 0,8% y que se aplica a los créditos hipotecarios y de consumo. Expertos señalan que el IPC de enero puede variar de acuerdo a cómo se mida. Las estimaciones van entre 0,3% y 0,6%.

Este mes comenzó a regir el alza del impuesto de timbres y estampillas de 0,4% a 0,8% que el Gobierno incorporó en la Reforma Tributaria. Dicho incremento tendrá implicancias dentro del Índice de Precios al Consumidor (IPC), ya que la medición que realiza el Instituto Nacional de Estadística (INE) incorpora en la canasta de productos los servicios financieros, el cual incluye el costo de los créditos hipotecarios y de consumo, ambos afectos al cobro de dicho gravamen. 

Este nuevo escenario ha generado dudas entre los economistas, quienes no tienen claridad sobre cómo el ente estadístico realizará la medición y, por ello, sus proyecciones para la inflación del primer mes del año podrían variar de acuerdo a la forma en que se capture el efecto de este elemento.  

La principal interrogante que existe en el mercado apunta a la poca claridad que hay sobre si a los créditos hipotecarios entregados para las viviendas DFL2 se le aplicará la totalidad del alza de impuesto de timbres y estampillas, es decir, el 0,8%, o bien se le entregará una exención tributaria, tal como rige en la actualidad, ya que si bien el impuesto aplicado es de 0,4% para créditos de consumo, a los préstamos hipotecarios con DFL2 se le cobra la mitad, es decir, 0,2%.  Otra de las dudas que aparece entre los expertos es la ponderación que el INE le dará a cada tipo de crédito y cuánta incidencia tendrá sobre los precios. 

Si bien se le preguntó al INE en reiteradas ocasiones una aclaración oficial al respecto, hasta el viernes no hubo respuesta. Sin embargo, fuentes ligadas al proceso indicaron que la medición de  timbres y estampillas sigue la misma lógica que se venía desarrollando, puesto que para los créditos hipotecarios DFL2 se continuará aplicando una tasa de 0,2%, mientras que para el resto de los créditos regirá el alza de 0,8%. 

“El impuesto de timbres y estampillas se aplica a todos los créditos tanto de consumo como hipotecarios, pero para los destinados a viviendas DFL2 la exención tributaria se mantiene”, sostuvo una fuente del ente estadístico. Ahora bien, desde el INE precisan que no se sabe bien todavía la magnitud de  la incidencia de esta alza,  ya que no es posible conocer la cantidad de créditos hipotecarios afectos a DFL2 que tiene cada banco, por eso se debe esperar hasta que termine el proceso de captura de precios para tener un cálculo más preciso. 

Con respecto a la ponderación que el INE le dará a cada tipo de crédito, se afirma que “dentro del cálculo de servicios financieros existe una serie de ponderaciones que no son públicas, por ejemplo, se ponderan las cuentas corrientes con los créditos hipotecarios y los de consumo y otro tipo de créditos, pero como el mercado  es reducido, no se revela dicha información”. 

De acuerdo a cifras de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) a noviembre de 2015, un 26% del total de los créditos corresponde a hipotecarios. De ellos,  de acuerdo a cifras de Cristóbal Gamboni, economista de BBVA, el 85% son hipotecarios que se entregan a viviendas DFL2. 

Expertos

Aunque con esta aclaración existiría un poco más de certeza sobre el procedimiento que adoptará el INE, los expertos prefieren mantener el rango de estimación para el IPC de enero que va de 0,3% a 0,6%. 

En ese sentido, Felipe Bravo, economista de Santander,  señala que “para enero proyectamos un IPC de 0,3%, pero con sesgo al alza, puesto que existen presiones en esa dimensión que provienen de la depreciación del tipo de cambio y de las modificaciones al impuesto de timbres y estampillas”.  Nathan Pincheira, de Banchile,  argumenta que “más allá del impuesto que se aplique a este tipo de créditos, la duda está en cómo el INE pondera y cotiza la variación de este impuesto, porque no existe esa información desagregada”. Por ello, acota que “habrá un incremento de gasto financiero del orden de un 19%, lo que significará un aumento en el IPC de enero. Nuestra estimación considera un rango entre  0,5% 0,6%”. En tanto, para BBVA el rango de proyección de IPC fluctúa entre 0,4% y 0,6%, y para Euromerica entre 0,4% y 0,5%.

Archivos relacionados