2172144_500.jpg

Economía & Dinero

IPC de mayo modera presiones y abre espacio para que BC transite a sesgo neutral en TPM

Carlos Alonso 09/06/2016

Alza mensual de 0,2% estuvo por debajo de lo esperado por el mercado. Entre las causas están que la inflación de servicios tuvo una nula variación, mientras que la medición de precios subyacentes cayó en términos mensuales por primera vez en 3 años.

Si bien el principal factor detrás de la persistencia de los precios altos es el alza del dólar, la inflación de servicios ha sido un dolor de cabeza adicional para el Banco Central en su lucha por controlar la inflación, que ha estado por sobre el techo del rango de tolerancia de la meta del BC (4%) por casi dos años. 

Este escenario de presiones de demanda podría comenzar a ceder, ya que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de mayo avanzó sólo 0,2% ubicándose por debajo de las expectativas. Así, entre enero y mayo, la inflación acumula un incremento de 1,7% y un alza de 4,2% en doce meses. Además, indicadores relacionados a la demanda interna también van a la baja. 

El IPC de servicios anotó una nula variación y  los indicadores subyacentes en términos mensuales retrocedieron después de tres años.  De esta manera el IPCX – que excluye frutas, verduras frescas y combustibles- cayó 0,1% en mayo, retrocediendo en doce meses de 4,6% a 4,4%. Mientras que el IPCX1 -que excluye precios de carne y pescados frescos, tarifas reguladas de precios indexados y servicios financieros- también cayó 0,1% mensual y llegó a 3,9% en doce meses.  

Todo esto, sumado a las expectativas de un mayor desempleo para los próximos meses, augura que las presiones de demanda comenzarían a desaparecer. Para junio las expectativas de los economistas apuntan a un IPC entre 0,2% y  0,3%.  De materializarse el piso de esta expectativa, la inflación retrocedería a 3,9%  ingresando al rango meta del instituto emisor. Para el año en tanto, las previsiones oscilan entre 3,2% y  3,6%. 

Sesgo neutral de la TPM. Este escenario de menores presiones inflacionarias sumado al deterioro del mercado laboral, y las menores perspectivas de crecimiento abre espacio para que el BC comience a cambiar el sesgo de política monetaria desde la actual posición restrictiva a una neutral en un corto plazo y mantenga la tasa de interés en 3,5% por un perído prolongado. En este aspecto, BBVA señaló que “este registro mensual no debería ser inocuo para la política monetaria, al dar cuenta que los servicios muestran decaimientos inflacionarios que pueden vincularse a las abultadas holguras y pérdida de dinamismo del mercado laboral en empleo y salarios”. No obstante añaden que, “probablemente el BC aún requiere confirmación de este registro en los próximos meses antes de modificar de manera relevante la dirección recientemente entregada para la TPM en el IPoM”. Benjamín Sierra, economista jefe de Scotiabank añadió que “es posible que el sesgo alcista sea moderado paulatinamente y finalmente removido (a neutral), tal vez en agosto”. Mario Arend, economista senior de BTG Pactual, sostuvo que si bien la cifra estaría en línea con el escenario base del IPoM de junio, “la discusión sobre la posibilidad de moverse hacia un sesgo neutral va a seguir estando presente”.  Alejandro Alarcón, economista de la Universidad de Chile, acotó que las menores presiones de demanda responden a la desaceleración que ha mostrado la masa salarial, lo que a su vez está frenando el consumo. Para Alarcón,  “el BC tiene espacio para mantener  la tasa de interés en el corto plazo, pero no debería cambiar el sesgo de su política monetaria”. 

Productos. De acuerdo al INE, en el mes el tomate fue el producto que más incidió en el IPC con  un aumento de 40,9%, con incidencia de 0,148 pp y subiendo 39,2% a doce meses. Más atrás se ubicó la bencina, con un aumento de 3,2%, con incidencia de 0,086 pp con lo que llega a una baja de 4,2% a doce meses. Frutas de la Estación, en tanto, consignó un aumento de 5,9%. La carne de vacuno a su vez, tuvo un aumento de 1,2% en el quinto  mes del año, acumulando variaciones de -0,4% en el año y 3,9% a doce meses.