Economía & Dinero

Instrumentos financieros adelantan a octubre nueva alza de la TPM

Carlos Alonso 20/05/2016

En abril las tasas swap estimaban que el incremento de la tasa se concretaría en enero de 2017. El cambio se debe al alza del dólar y al mensaje de la Fed.

Desde fines de abril hasta el cierre de ayer el dólar ha subido $35. Esto, sumado a  que la Reserva Federal (Fed) dejó abierta la posibilidad de concretar  un alza en la tasa de interés en junio, tuvo implicancias en las expectativas de las tasas swap sobre el momento en que el Banco Central continuará la normalización de su política monetaria. 

De acuerdo a cifras de Euromerica, los instrumentos financieros adelantaron para octubre la posibilidad de que el ente rector incremente en 25 puntos base la tasa de interés. En abril, en cambio, las expectativas de un alza se retrasaron para enero de 2017. Ahora el próximo movimiento se ve incluso más cerca que en marzo, cuando se apuntaba a noviembre.  

Felipe Alarcón, economista de Euroamerica, señaló que “este adelantamiento en la expectativa se debe al alza que ha tenido el  tipo de cambio  durante los últimos diez días, y que ayer se vio reforzado tras conocer el mensaje que entregó la Fed de una posible subida de la tasa en junio. Esto se trasmite rápidamente a los mercados y se comienza a apostar de que si la Fed eleva su tipo de interés en junio o septiembre, el BC debe seguirlo para evitar un alza mayor del dólar”. 

Pese a ello, Alarcón subrayó que “mi visión personal es que mientras  la propia presidenta de la Fed, Janet Yellen, no hable directamente de un alza, no está dicha la última palabra sobre lo que finalmente hará la Reserva Federal. Ahora, si la vemos con un discurso favorable a subir las tasas pronto, ahí se debe comenzar a tomar en serio este mensaje”. 

Aníbal Alarcón, economista de BBVA, aseveró que si bien “se adelantaron las expectivas de los instrumentos financieros  para el alza de la tasa de interés, nuestra visión apunta a una mantención en 3,5% durante el 2016”.  En ese sentido aclaró que “esta proyección tiene internalizada un alza de la TPM  en 2016”. En tanto, para Felipe Alarcón “con la información acumulada nos permite mantener nuestra visión de  fijar septiembre como el mes tentativo para un alza de 25 puntos base en la tasa”. 

Ahora bien, la proyección que hacen las tasas swap se anticipa levemente al momento en que la última Encuesta de Expectativas Económicas (EEE) de mayo espera el alza. La mediana de ese sondeo ve una mantención hasta octubre inclusive, aunque prevé que cerrará 2016 en 3,75%, por lo que el alza debería materializarse entre noviembre y diciembre. Mientras que según la última  Encuesta de Operadores Financieros (EOF)  se espera que el instituto emisor  no realice movimientos hasta noviembre. P