Economía & Dinero

Idea País entrega 10 propuestas para reducir la desigualdad urbana en ciudades

Lucy Aravena L. 13/05/2016

En un estudio que será presentado hoy en un seminario, la entidad advierte que siempre se construyen soluciones desde el asistencialismo o voluntarismo, en vez que desde la solidaridad. Entre las sugerencias está crear una Comisión Nacional para la medición y reducción de la desigualdad.

La Fundación Idea País elaboró un estudio que aborda el problema del descontento social en Chile, a pesar del grado de desarrollo que se ha logrado en las últimas décadas. En ese sentido, el informe expone cómo el fenómeno de la desigualdad urbana incentiva este negativo sentimiento entre la ciudadanía, indicando la presencia de ‘los 5 rostros’ que parecen más preocupantes para el Gran Santiago: el entorno y las redes, la educación, la salud, la vivienda y el trabajo y la previsión social.

Además, el estudio -que será presentado hoy en un seminario- aborda el tradicional debate respecto al tema  de la desigualdad, entre quienes creen que el objetivo de la política debería ser erradicar la pobreza y aquellos que fijan sus prioridades en disminuir la brecha socioeconómica.  Según el documento de Idea País “ esta tensión es falsa, ya que pobreza y desigualdad se vinculan cuando entendemos que la pobreza es un

fenómeno relativo que tiene que ver con la accesibilidad y capacidad de desarrollo integral que tienen las personas”.

En esa línea, la entidad advierte que se han polarizado las posiciones en torno a este debate, “dejando fuera la posibilidad de que se estructure una solución desde la solidaridad, la cual generalmente es confundida con una especie de asistencialismo o voluntarismo, en vez de presentarse como un principio que da luces de qué prioridades deberíamos fijar para tener una sociedad donde exista mayor integración, participación y el desarrollo llegue a todos.”.

En esa línea, el texto entrega 10 propuestas que bajo la mirada de la solidaridad apuntan a cambiar la desigualdad que actualmente complica la convivencia social en las ciudades, haciendo que muchas veces existan “dos Chiles”. Estas se refieren a:

Empoderar a la sociedad civil en la toma de decisiones que son críticas para la ciudad.

Fomentar  las alianzas público-privadas para la resolución de problemáticas urbanas. En ese contexto, se propone la creación de los Servicios Regionales de Desarrollo Urbano, los cuales fomentarán la inversión pública, el mejoramiento de espacios y la gestión del suelo, de tal manera de mejorar la coordinación y la regulación de lo que actualmente existe.

Crear una Comisión Nacional para la medición y reducción de la desigualdad.

Mejorar los fondos solidarios para las municipalidades con énfasis en las más vulnerables.

Generar reformas tributarias para incentivar la inclusión de viviendas sociales en zonas de alta accesibilidad y equipamiento.

Crear un subsidio de transporte para mujeres vulnerables que vivan en la periferia.

Ampliar el concepto de vivienda social por el de vivienda digna y adecuada, de manera tal que se adapte a los diversos requerimientos de los beneficiarios.

Crear la figura del Alcalde Mayor para los megapolos urbanos segregados. Según el texto,  es primordial  debatir sobre la figura de una autoridad que esté por sobre los actuales alcaldes, con amplias facultades de coordinación y que incluya presupuesto.

Incorporar mecanismos de inteligencia territorial para la asignación de subsidios y terrenos.

Incorporar criterios de belleza y estética en la tramitación de la Ley de Aporte de Espacio Público.