2240858_500.jpg

Economía & Dinero

Hacienda adelanta revisión de escenario fiscal 2016 por desplome del precio del cobre

Carlos Alonso 15/01/2016

El ministro Rodrigo Valdés señaló que "se ve bastante difícil" que se cumpla la estimación para el metal rojo incluido en el Presupuesto (US$2,5 la libra). Expertos estiman que ajustes deberían incluir un cobre de US$2 la libra y un alza del PIB de 2%.

La fuerte caída de 14,3% que ha registrado el precio del cobre  no estaba en el escenario de nadie, ni menos de ideario fiscal que elaboró  Hacienda en septiembre pasado, cuando presentó los supuestos macroeconómicos y fiscales en la discusión del Presupuesto 2016. En ese entonces se esperaba que el cobre registrara en promedio un precio efectivo de US$2,5 la libra, mientras que para el Producto Interno Bruto (PIB) se previó un 2,75%. En cambio, ayer el metal rojo cerró en US$1,98 la libra, y las expectativas para la actividad se acercan a 2%. 

Por esta razón ayer, el ministro de la cartera, Rodrigo Valdés, señaló que se “realizará una actualización de las proyecciones fiscales ante la baja que ha registrado el precio del cobre”. Si bien Hacienda realiza en junio y septiembre actualizaciones de las estimaciones macroeconómicas y fiscales, la actual situación lo llevó a sumar una adicional, la que  podría concretarse en marzo,  y así recalcular los ingresos que percibirá el Fisco. 

“Nosotros suponíamos que el precio del cobre efectivo  iba a estar en US$ 2,5 la libra este año, pero  al parecer eso se ve bastante difícil. Y al final del día esos son menos recursos para el Fisco”, indicó Valdés luego de participar en el seminario “Otra mirada para el crecimiento”, organizado por Icare y el Consejo Minero. 

El jefe de las finanzas públicas subrayó que con el menor precio del metal rojo el escenario para el Fisco cambio.  “Este año  los ingresos de cobre, excluyendo   la ley reservada que se entrega a las Fuerzas Armadas, serán cercanas a cero”. En ese contexto, recordó que “con el precio del cobre tan bajo, las utilidades de las empresas mineras serán menores y así tanto los aportes directos al Fisco vía impuestos, como  los que proceden de Codelco, también serán muy bajos”. 

Los economistas valoraron el sinceramiento que hay detrás de este anuncio de adelantar la revisión del escenario fiscal, ya que todas las señales apuntan a que las proyecciones realizadas en septiembre pasado están obsoletas, por lo que lo más razonable es que se fije un precio del cobre efectivo de US$2 la libra y un alza de sólo  2% del PIB. En este punto, Cecilia Cifuentes, economista de LyD, subraya que “esta es una medida prudente para no seguir presionando el gasto público  para no seguir deteriorando las cuentas públicas”. 

Mientras que Guillermo Pattillo, ex subdirector de Presupuestos y actual académico de la Universidad de Santiago, añade que “esta situación, en la cual los supuestos macroeconómicos sobre los que se definió el presupuesto del gobierno central para 2016 quedaron obsoletos y todo señala que los valores efectivos de esas variables serán menores a los previstos, pone una relevante responsabilidad en la autoridad de Hacienda”.  Si bien Pattillo no quiso entregar una cifra exacta para ambas variables, sí señala que estarán “bastante más cercanas a US$2 la libra y 2% el PIB.  Patricio Rojas, de Rojas y Asociados, coincide en que los más apropiado es pensar en un cobre en torno a los US$ 2 la libra y en un PIB también cercano a 2%.  Mientras que Cristóbal Gamboni, economista de BBVA, señala que “el mensaje que entrega el ministro es que el por cobre  este año prácticamente no tendremos ingresos”.  

Déficit fiscal

El jefe de las finanzas públicas también abordó el mayor déficit que estos menores ingresos le significaran al país. Aunque precisó que gracias a los ingresos provenientes por la Reforma Tributaria en 2015 el déficit fiscal efectivo podrá ser menor al 3,3% proyectado. No obstante, puntualizó que para este año el déficit fiscal efectivo será mayor al 3,2% del PIB estimado.  Ahora bien, más allá  de los supuestos macroeconómicos efectivos, aseveró  que también se debe analizar las perspectivas estructurales.  

“Tenemos que analizar cuándo invitar a los expertos para pensar en las proyecciones  de largo plazo del cobre y analizar cuánto del shock que tenemos es transitorio y cuánto es persistente”,  explicó Valdés.

Archivos relacionados