2297020_500.jpg

Economía & Dinero

G-7 se compromete con el crecimiento global y elude diferencias sobre tipo de cambio

Reuters 27/05/2016

El Grupo de las Siete potencias industrializadas prometió "un conjunto de políticas más poderosas y equilibradas" para "lograr un camino de crecimiento sólido, sostenible y balanceado".

El Grupo de las Siete potencias industrializadas se comprometió este viernes a buscar un sólido crecimiento global, a la vez que disimuló sus diferencias sobre el tipo de cambio y las políticas de estímulo, expresando su preocupación por Corea del Norte, Rusia y las disputas marítimas que involucran a China.

“El crecimiento global sigue siendo moderado y bajo su potencial, mientras que los riesgos de una débil expansión persisten”, dijo el G-7 después de una cumbre de dos días en el centro de Japón. “El crecimiento global es nuestra prioridad urgente”, agregó.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, ha señalado similitudes con la crisis financiera global en momentos en que el crecimiento de la economía de su país se tambalea. Abe postergará pronto por segunda ocasión un alza del impuesto nacional a las ventas, aseguraron este viernes fuentes del Gobierno.

El comunicado del G-7 dijo: “Hemos fortalecido la resiliencia de nuestras economías para evitar caer en otra crisis y, con este fin, nos comprometemos a reforzar nuestros esfuerzos por abordar la actual situación económica tomando todas las respuestas apropiadas de política de manera oportuna”.

El G-7 se comprometió en su declaración de 32 páginas a mantener un tipo de cambio basado en el mercado y evitar las “devaluaciones competitivas” de sus monedas, a la vez que advirtió sobre variaciones excesivas de la cotización de las divisas.

El texto representa una avenencia entre Japón, que ha amenazado con intervenir para frenar la fuerte apreciación del yen, y Estados Unidos, que suele oponerse a la intervención del mercado.

El grupo exigió que Corea del Norte cumpla totalmente con las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y que detenga las pruebas nucleares, el lanzamiento de cohetes y otras “acciones provocativas”.