Economía & Dinero

Fed: probabilidad de alza en junio se triplicó hasta 32% tras conocerse las minutas de abril

Paula Namur 19/05/2016

Desde la reunión del mes pasado, si bien la creación de empleo decepcionó, el IPC comenzó a retomar el avance esperado por el banco central de Estados Unidos.

Desde la primera alza de tasa de interés en Estados Unidos en ocho años, realizada en diciembre pasado, los mercados han estado atentos a cuál será la siguiente medida de la Reserva Federal de Estados Unidos. Y tras conocerse las minutas de la reunión de política monetaria de abril, se afianza la visión de que junio será el mes en que volverán las alzas en Estados Unidos.

“Los participantes consideraron en general mantener el rango meta de la tasa de fondos federales entre 0,25% y 0,5% en esta reunión y seguir evaluando los acontecimientos cuidadosamente, de manera consistente con el establecimiento de la política monetaria dependiendo de los datos, y dejando abierta la posibilidad de un incremento en la tasa en la reunión de junio”, destacó el organismo en las minutas de su reunión realizada el 26 y 27 de abril.

“Algunos participantes expresaron más confianza en que los datos que vienen serán consistentes con las condiciones económicas que harían apropiada un alza en junio”, explicaron en las minutas.

Además, los miembros de la Fed se mostraron confiados en que la desaceleración del primer trimestre no persistiría, citando un alivio en las condiciones financieras y un inesperado repunte en el crecimiento del consumo.

Al conocerse el informe a las 14:00 horas, el Dollar Index se disparó, al igual que las probabilidades implícitas de un incremento de la tasa de interés en junio: mientras antes de la reunión las probabilidades estaban en 12%, tras conocerse las minutas, treparon por hasta 32%.

De acuerdo con información de Bloomberg, las probabilidades de un alza en julio subieron de 28% a 47%, mientras en septiembre pasaron de 47% a 62%.

Desde la reunión de abril, el crecimiento de la creación de puestos de trabajo decepcionó en abril -aunque la tasa de desempleo se mantuvo en el 5% del mes previo-, mientras los avances en producción industrial e inicios de viviendas superaron las expectativas. 

Sin embargo, las noticias más importantes vinieron desde los datos de inflación, conocidos el martes. El IPC subió 0,4% en abril en comparación con el mes anterior, su mayor alza en más de tres años.

“Antes de la reunión del 14 y 15 de junio, se habrán conocido las cifras de empleo de mayo, el informe de abril sobre ingresos personales y consumo (una de las medidas preferidas de inflación de la Fed) y una revisión de la estimación del PIB en el primer trimestre”, explicaron analistas de IHS Global Insight, asegurando que estos reportes económicos serán favorables y llevarán a la Fed a elevar la tasa en 25 puntos base en su reunión de junio, seguido por un incremento similar en diciembre.

Similar es la opinión de Capital Economics en cuanto a la cantidad de alzas durante el año, aunque no sobre la posibilidad de un incremento en junio. 

“La Fed ha mostrado ser bastante reticente a sorprender a los mercados, lo cual sugiere que las posibilidades de que un alza de la Fed en junio probablemente es menos de 50%. No obstante, esperamos que la Fed eleve las tasas dos veces este año, probablemente en septiembre y diciembre, con lo cual las tasas subirán a 0,75% o 1% para fin de año”, escribió Steve Murphy, economista jefe de Capital Economics para Estados Unidos.