2136540_500.jpg

Economía & Dinero

Fed de Atlanta advierte que el escenario externo es la mayor preocupación de EEUU

Reuters 11/01/2016

El jefe de la Reserva Federal de Atlanta, Dennis Lockhart, citó la desaceleración en China y los continuos bajos precios del petróleo como las principales amenazas.

Los riesgos globales, incluyendo una desaceleración en China y los continuos bajos precios del petróleo, son ahora los mayores problemas para lo que de otra forma sería un alentador panorama para la economía de Estados Unidos, sostuvo el lunes el jefe de la Reserva Federal de Atlanta, Dennis Lockhart.

En un discurso en el Rotary Club de Atlanta, Lockhart dijo que se mantiene “medianamente optimista” de que el sólido consumo interno ayudará a impulsar el crecimiento del Producto Interno Bruto hasta un 2,5 por ciento este año, lo suficiente como para llevar a la economía al pleno empleo y hacer avanzar los precios hacia la meta de inflación de un 2 por ciento.

“Los riesgos a la baja se relacionan principalmente a la influencia del resto del mundo sobre nuestra economía”, dijo Lockhart, citando la reciente liquidación mundial en los mercados bursátiles generada por preocupaciones sobre la economía de China y, aseguró, agravada por tensiones en el Golfo Pérsico y Corea del Norte.

Pero pese a esas preocupaciones, Lockhart aseguró que espera que el gasto de los hogares y las firmas en Estados Unidos tenga  un ritmo sólido para sostener la recuperación económica y permitir que la Fed siga subiendo las tasas de interés durante el año.

Lockhart afirmó que espera nuevas alzas de tasas a un ritmo  no más frecuente que una reunión por medio, e incluso entonces debería ser contingente con “una fuerte evidencia” de que la inflación se esté acelerando.

“El comportamiento de la inflación será un elemento clave”, dijo Lockhart. Aunque los funcionarios de la Fed han dicho que están confiados en que la inflación aumentará una vez que los precios del petróleo se estabilicen y que el dólar frene su racha alcista, la velocidad con que ello ocurra será fundamental para la discusión de la política monetaria.