Eyzaguirre

Economía & Dinero

Eyzaguirre y Schmidt-Hebbel se enfrentan por calidad de las reformas y manejo fiscal

Lucy Aravena L. 20/10/2017

El ministro de Hacienda defendió las reformas estructurales del Gobierno, mientras que el economista y académico de la Universidad Católica sostuvo que si bien no hay que pasar la retroexcavadora, se deben cambiar porque fueron mal diseñadas.

Visiones enfrentadas sobre cómo enfrentar la “Nova Tempora” (los Nuevos Tiempos) expusieron ayer en Enade 2017, el ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre y el economista y académico de la Universidad Católica, Klaus Schmidt-Hebbel.

El primero en hablar fue el representante de Teatinos 120, quien reiteró que la desaceleración de la economía chilena se debió principalmente a factores internacionales, como al bajo ciclo del cobre y la menor actividad de los socios comerciales del país, descartando como motivo central las reformas estructurales del Gobierno.

En tanto, Schmidt-Hebbel estimó que las reformas fueron fallidas, porque partieron de un mal diagnóstico, fueron realizadas sin la política de los acuerdos, mal diseñadas y mal aplicadas.

El ministro Eyzaguirre reafirmó que se viene un período de mayor crecimiento tanto local como mundial, pero advirtió como riesgo la posible sobrevalorización de las acciones como medida desesperada de los inversionistas por buscar mayor rentabilidad dada las bajas tasas interés internacionales.

A nivel local, el titular de Hacienda defendió el mayor nivel de ingresos estructurales proyectado en el Presupuesto 2018, argumentando que cuando el ciclo de la economía es de recuperación, las estimaciones tienden incluso a ser corregidas al alza. En ese sentido, afirmó que no le sorprendería que el balance efectivo se cierre antes de lo pronosticado e incluso aprovechó de aconsejar a la próxima administración a no correr por lograr el balance fiscal con un abrupto recorte del gasto público, porque la recuperación de la economía aún no es suficientemente sólida.

Al respecto, Schmidt-Hebbell criticó que el próximo gobierno quedara con la tarea que hacer un ajuste fiscal para poder avanzar hacia el balance.

A propósito de la Reforma Tributaria, el ministro estimó que el sistema integrado hace que no se pueda diferenciar los impuestos a las personas con los de la inversión, elevando éstos últimos, por lo que se debe ir hacia un sistema desintegrado.

Mientras, Schmidt-Hebbel consideró que el sistema debe ser completamente integrado, agregando que la Reforma Tributaria con un régimen semi integrado desincentiva la inversión.

Respecto a la Reforma Laboral, Eyzaguirre consideró que se debe avanzar para reponer los pactos de adaptabilidad luego de que fueran eliminados. A su vez Schmidt-Hebbel, enfatizó que esta fue un fracaso y se debe avanzar hacia cambios que garanticen la flexibilidad del mercado del trabajo.

Finalmente, el ministro de Hacienda afirmó que en períodos de bajo crecimiento se genera tensión social de grupos medios vulnerables que temen volver a la pobreza, por lo que se pueden ganar las elecciones, pero lo difícil es gobernar.

Schmidt-Hebbel, en ese sentido, concordó con Eyzaguirre en avanzar hacia la política de los consensos dentro del país para trabajar en beneficios hacia las personas.