2297297_500.jpg

Economía & Dinero

Expertos ven nueva avalancha de retasaciones de propiedades a un mes del fin del plazo

Pierina Bertoni 27/05/2016

La fecha límite es el próximo 30 de junio y durante las últimas semanas las empresas encargadas del proceso han visto un aumento de clientes superior al 50%. El valor base del informe es de 5 UF presencial y de $59.900 si es de manera remota.

Nuevamente el plazo para  realizar la retasación de propiedades está acabándose, ya que vence el próximo 30 de junio, lo que ha disparado las solicitudes por este trámite en más de un 50%.

Esto, luego de la extensión que se decidió realizar en diciembre de 2015, tras comprobarse la alta demanda de última hora por este tipo de servicios, lo que había llevado también a que las empresas encargadas de realizar  retasaciones subieran de forma importante sus precios. En total durante el 2015, el Servicio de Impuestos Internos (SII) recibió un total de 41.594 solicitudes.

El nuevo aumento. Una de las empresas que ha visto de cerca el proceso es Tasadores Chile. Martín Alonso, arquitecto encargado de retasaciones en esa firma, señala que “esta segunda etapa permitió a muchos contribuyentes que no habían realizado la retasación por desinformación, acceder a este beneficio”.  Por lo mismo, para ellos ha subido de manera importante la demanda:  “Este mes de junio va a ser igual que diciembre de 2015, muy intenso, el volumen de las solicitudes ha subido muchísimo”, explica.

En cuanto a los precios, Alonso aclara que la base para realizar el proceso son 5 UF ($129.900) y que luego va variando de acuerdo a la propiedad. En el caso de Tasadores Chile, el trámite se hace presencial y el informe se entrega en 5 días.

Desde Colliers International, una de las empresas más grandes en el rubro, advierten que “es muy importante hacer la tasación con una empresa experimentada y con prestigio, que dentro del proceso de retasación incluya necesariamente una visita al inmueble. Hay varias empresas que están ofreciendo tarifas muy convenientes por realizar la tasación, pero hacen la evaluación de manera remota y no presencial, lo que podría implicar un problema para el propietario al momento de querer vender la vivienda y tener que acreditar que la metodología que se usó era la correcta, y que realmente se calculó el valor que correspondía”.

Una de las empresas que realiza el proceso de manera remota es TocToc.com, que vía web entrega un informe con la tasación comercial de la propiedad. Fernando Herman, subgerente de esa empresa, coincide con el aumento de demanda, que durante la última semana creció en un 50%, y detalla que “hicimos un motor donde tomamos una propiedad con todas sus características, año de construcción, metros cuadrados y otros factores, y esa ubicación la comparamos con las propiedades más cercanas y similares que se hayan transado durante enero a septiembre de 2014. Entonces, comparamos esa casa con la más cercana que se haya vendido, y le podemos dar un valor según la muestra que se levanta de forma online”. El valor de este informe es de $59.900. Pero advierte que “este modelo lamentablemente no sirve para todas las propiedades, porque hay muchas que tienen características que son muy particulares” y en ese caso  TocToc deriva a los clientes a la empresa Real Data.

El gerente técnico de esta última compañía, Santiago Sánchez, manifiesta que “en el último mes hemos realizado el 60% de las tasaciones del año, y esperamos que durante junio la cifra aumente”.

Para evitar la situación de saturación del año pasado, aclara que “vamos a recibir tasaciones hasta cierta fecha, entre el 10 y el 15 de junio, para poder responderle a los clientes que ya hayan cerrado con nosotros”. En este caso, el informe se entrega en 10 días y es presencial. 

Por qué hay que retasar. La tasación es útil para viviendas adquiridas entre el 1 de enero de 2004 y el 29 de septiembre de 2014 (fecha de publicación de la Reforma Tributaria), para disminuir las posibilidades de que su venta (o ventas de futuras viviendas)  esté afecta a impuesto.

Por esto, el Ejecutivo estableció una exención de 8 mil Unidades de Fomento (UF), que las personas podrán tener durante toda su vida para la venta de bienes inmuebles. Así, por ejemplo, si se adquirió una vivienda  en 3.000 UF en 2005, y hoy esa propiedad cuesta 4.500 UF, la diferencia que se produce es la que se consumiría de las 8 mil UF de exención. La importancia de tasar las viviendas con valor comercial 2014, es que de esta manera el precio registrado por el SII sería de 4.500 UF (o cercano a ese valor), y no las 3.000 UF, por lo que el contribuyente estaría “ganando” 1.500 UF de ser descontadas.