FILE PHOTO: People shop in Macy's Herald Square during early opening for the Black Friday sales in Manhattan

Economía & Dinero

Expertos atribuyen a falta de anuncios concretos el estancamiento de las confianzas

Antonia Cancino 17/04/2018

Luego de la baja en los indicadores de confianza tanto empresariales como de consumidores, los economistas esperan anuncios concretos por parte del gobierno para impulsar el crecimiento.

Una importante cuota de preocupación en el mercado generaron los últimos sondeos relativos a las confianzas económicas en el país, tanto entre los empresarios como en las empresas.

Esto luego de que recientemente el Índice de Percepción de Confianza del consumidor (Ipeco), anotara una contracción de 3,4 puntos en marzo, pasando a nivel levemente pesimista, mientras que -por su parte- el Indicador Mensual de Confianza Empresarial (Imce) también se redujo en 3,04 puntos, con lo que si bien se mantuvo en nivel optimista, frenó su ritmo de crecimiento respecto de los últimos tres meses.

Ambos resultados, llegaron para poner paños fríos a una posible sobre reacción respecto a la recuperación de la economía, y hoy tanto el mercado como las autoridades prefieren la cautela en cuanto a la reactivación del crecimiento.

Así lo había señalado el propio ministro de Hacienda, Felipe Larraín, quien hizo un llamado a “no cantar victoria” la semana pasada.

Falta de anuncios

En este sentido, los expertos advierten que el estancamiento en las confianzas se debería principalmente a la falta de anuncios concretos respecto a reformas como la tributaria o la laboral. Esto, considerando que durante el primer mes del gobierno de Piñera, aún no se han realizado grandes anuncios en materia económica y estos apuntan más a medidas de austeridad que de corrección a las reformas como se esperaba.

Para el decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad Gabriela Mistral, Erik Haindl, existía una expectativa de que iba a ir todo más rápido por lo que a su juicio “tenía la idea de que lo primero por donde había que partir era la reforma tributaria, simplificarla, volver a integrar el sistema, etc. y nada de eso ha pasado. Como que no se ha tocado el tema tributario y si no se toca el tema tributario es difícil esperar que la inversión repunte”.

Respecto a la recuperación, el experto coincide con la moderación del discurso por parte de Hacienda y señala que el ministerio “tenía que pegar un cierto recorte porque el déficit se estaba saliendo de control”.

Por su parte el economista de la Universidad de Chile, Alejandro Alarcón, considera que “es normal que después de unos meses de gobierno, el tremendo entusiasmo que había provocado la elección de Sebastián Piñera se suavice un poco” y agrega que “frente a la oposición que ha demostrado que no tiene interés en cooperar, es normal una suavización del optimismo”.

Se aleja el 4%

Si bien los economistas mantienen de todas formas que la economía anotará una recuperación respecto a años anteriores, todo indica que la perspectiva de una expansión en torno al 4% se hace más compleja. Misma situación que prevén para el primer trimestre, donde los expertos también esperaba un crecimiento sobre el 4%, lo que se pude desvanecer.

Con este escenario, advierten que esto podría comenzar a enfriar las percepciones de confianzas tanto en el consumidor como en las empresas.

Bajo ese punto, el economista de la Universidad Santo Tomás, Alejandro Puente, comenta que “los datos de crecimiento del primer trimestre no fueron tan extraordinarios como se pensaban” y que pese a que todavía falta un mes para cerrar el período, considerando que febrero era por base de comparación en el que se iba a crecer más fuerte, “va a ser difícil que se llegue al 4%”.

En esa misma línea el economista jefe de Fynsa, Nathan Pincheira, comenta que más que a datos exactos sobre la confianza esto respondería a un fenómeno que puede venir hacia adelante, ya que tanto los consumidores como los empresarios “pueden en un inicio verse más optimistas respecto de la situación económica general, pero en algún momento van a esperar algún grado de confirmación”. Sobre eso agrega que “de pronto tuvimos que el piso del crecimiento se transformó en un 4% para el primer trimestre cuando en verdad todavía nada de eso se ha materializado. Yo creo que hoy el 4% por lo menos -incluso dentro de las expectativas del BC- pareciera ser más un rango superior que un rango mínimo”.