Economía & Dinero

Ejecutivo analiza rol de Interior y RREE en nueva ley de migraciones

Carlos Alonso 18/05/2016

El ministro del Interior, Jorge Burgos, señaló que "se quiere avanzar en la institucionalidad", pero que "no implique un gasto mayor en momentos restrictivos en el gasto público".

n la inauguración de una nueva sede para que la población de extranjeros pueda realizar sus trámites de visas y  permisos de residencia, la Presidenta Michelle Bachelet señaló que “el Gobierno está trabajando en la nueva ley de migraciones que se enviará próximamente al Congreso”.  Si bien este proyecto tenía como fecha para ser ingresado a trámite legislativo el primer trimestre, ahora el plazo se extendió para dentro de este año. Esto, porque todavía no hay claridad sobre el rol ni la interacción que tendrán los ministerios de Interior y de Relaciones Exteriores en la nueva institucionalidad.

El titular de Interior, Jorge Burgos, señaló que si bien se ha ido avanzando, “se han hecho modificaciones técnicas de algunas atribuciones del Ministerio del Interior y de cómo conversa con Relaciones Exteriores”.  Mientras que el jefe del Departamento de Extranjería y Migraciones, Rodrigo Sandoval, subrayó que “estamos afinando las diferentes competencias que deben tener los distintos organismos en la decisión migratoria”. En este punto, Sandoval acotó que hay un marco general definido que contará con  una autoridad política migratoria, un servicio ejecutor y un ente interministerial como el Consejo Nacional de Política Migratoria. Sin embrago, precisó que “lo que puede cambiar son algunos énfasis sobre competencias específicas (de ministerios o servicios) que tiene que ver con la gestión propia de la política migratoria”.  Asimismo, Sandoval puntualizó que si bien “la definición de la institucionalidad está en revisión, obviamente a Interior le corresponde un rol importante”. 

Recursos.   Otro de los aspectos que tiene entrampado el avance de la iniciativa es el costo fiscal que pueda demandar la creación del Servicio Nacional de Migraciones. Al respecto, Burgos aseveró que están en fase de análisis los recursos económicos que significará para el fisco, ya que se quiere avanzar en esta nueva institucionalidad, pero que a la vez “no implique un gasto mayor en momentos donde hay que ser restrictivos en el gasto público”. 

En tanto, Sandoval afirmó que “la creación de un servicio, sobre todo con la complejidad y el despliegue territorial  que necesita, demanda un cuidado especial sobre la viabilidad financiera que debe tener, por lo tanto, se siguen haciendo las revisiones necesarias para poder contar con esa información”.

Nueva sede.  Ayer se inauguró una nueva sede del Departamento de Extranjería y Migración, ubicada en Fanor Velasco 56, Santiago. Esta sucursal permitirá atender unas 930 personas diarias, con un tiempo de espera de  39 minutos promedio. Además, servirá para descongestionar la casa central de este organismo ubicada en calle San Antonio, la que en promedio atiende diariamente a 2.200 personas, pero con peaks que superan las 3.500 atenciones.  

La nueva oficina tuvo una inversión de $500 millones, y atenderá los requerimientos de visas de trabajo, turismo, permisos de residencia definitiva, ampliación y prorroga de permisos, entre otros.