Economía & Dinero

EEUU: los expertos buscarán señales de alza de tasas en datos de empleo e inflación

Francisca Guerrero 31/05/2016

Esta semana se da a conocer la tasa de desempleo y las nóminas del sector privado de mayo, cifras que reafirmarán o pondrán obstáculos a la posibilidad de un alza de tasas en junio.

Las expectativas de un alza de tasas de interés en la reunión de junio de la Fed tendrán bajo la lupa del mercado a la batería de cifras de EEUU que se dan a conocer esta semana. Datos de empleo, inflación y actividad económica sucederánn a la intervención de Janet Yellen el viernes pasado, cuando aseguró que un ajuste de la política monetaria sería apropiado “en los meses que vienen” si el crecimiento sigue tomando fuerza.

El mercado laboral será uno de los protagonistas esta semana, ya que además de conocer las habituales solicitudes por subsidios de desempleo, que mostraron un leve incremento en mayo al sobrepasar cada semana las 270.000, se revelarán dos datos cruciales. 

En primer lugar, el jueves, se darán a conocer las nóminas del sector privado. Según la encuesta ADP durante abril las compañías crearon 155.000 nuevos puestos de trabajo y el mercado espera un repunte hasta los 175.000 en mayo. 

Para Sam Bullard, economista para EEUU de Wells Fargo, este dato será clave en el análisis de la Fed para determinar un incremento de tasa en su reunión del 14 y 15 de junio, pero él no se muestra tan optimista y espera un incremento más moderado, de 160.000 nóminas. 

“Si las nóminas superan nuestra estimación, entonces todos los ojos se fijarán en el discurso del lunes 6 de junio de la Presidenta Yellen, esperando una señal de confirmación a los mercados de que la Fed está dispuesta a aumentar las tasas” en la próxima reunión, indica Bullard, que al mismo tiempo advierte que si, contrariamente, “las nóminas defraudan, como lo esperamos, y la incertidumbre sobre Brexit aumenta en las próximas semanas, estimamos que la Fed dejará pasar junio para un alza de tasas. En su lugar utilizará la declaración de política, perspectivas y rueda de prensa para establecer el escenario para un incremento de tasas en julio o septiembre”. 

Por otra parte, como se acostumbra el primer viernes del mes, se dará a conocer la tasa de desempleo que, según economistas encuestados por Bloomberg, en mayo habría vuelto a 4,9%, después de ubicarse en 5% durante marzo y abril.

Estos números parecen ir en línea con la retórica optimista de los funcionarios de la Fed, incluyendo a su presidenta Janet Yellen, ya que varios han dado a entender que el momento actual de la economía estadounidense es propicio para un incremento de tasas, teniendo en el horizonte la reunión de junio. 

De hecho, también se han mostrado optimistas respecto a la posibilidad de que la inflación suba en el mediano plazo hasta la meta de 2%. 

Al respecto también se tendrán noticias esta semana, con el índice de precios de consumo personal de abril. Esta es una de las medidas de inflación a las que pone más atención la Fed y marcaría un aumento interanual de 1,1%, después de subir 0,8% en marzo. 

Adicionalmente, esta semana se conocerán datos de confianza del consumidor del ISM manufacturero, precios de viviendas, ventas de autos y balanza comercial de mayo, lo que permitirá ver un cuadro más detallado de la situación actual de la primera economía mundial.