China ok

Economía & Dinero

EE.UU. y China concentran el 46% del total de las exportaciones chilenas en lo que va del año

Víctor Petersen 28/03/2018

Justo en momentos en que ambas potencias amenazan con una guerra comercial, tras la fijación de aranceles a importaciones, el Servicio Nacional de Aduanas de Chile informó que en enero y febrero el gigante asiático fue el principal comprador de los envíos nacionales, con un 30% del total.

Luego de que el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, desatara una verdadera batalla comercial con China la semana pasada, al anunciar altos aranceles a productos de ese país, con la consecuente respuesta del gigante asiático, la incertidumbre se apoderó del resto del mundo, incluyendo Chile.

Y es que la máxima repetida constantemente por los economistas, de que nuestro país ‘es una economía pequeña y abierta al mundo’, y por ende cualquier movimiento importante a nivel externo sí tiene efectos a nivel local, ha sido una advertencia transversal, incluyendo la preocupación del ministro de Hacienda y el propio Banco Central.

En este sentido, el Servicio Nacional de Aduanas, ratificó ayer que la exposición de Chile en ambas naciones no es menor. Esto, luego de que entre los meses de enero y febrero del presente año, China y Estados Unidos concentraron el 46% del total de las exportaciones nacionales que se realizaron a nivel global, cifra superior al 42% que acumularon ambos países al cierre del año pasado.

De acuerdo al reporte, el gigante asiático fue nuestro principal comprador en enero y febrero de 2018, con un 30% de participación sobre el total de los envíos, seguido por el país norteamericano con un 16%. Mientras que en tercer lugar se ubicó Japón, con un 11% de la participación. “Estos tres países acumulan el 57% del total de las ventas del país”, destaca el reporte.

El documento además, informó que el intercambio comercial durante los dos primeros meses del año 2018, totalizó US$22.713 millones, equivalente a un aumento del 17% respecto a igual período del año 2017.

En esta línea, al desagregar los datos por continentes, el comercio con Asia representó el 46% del intercambio comercial del país, en el período enero-febrero, una variación del 21% respecto a igual período del ejercicio anterior, donde la mayor parte de las ventas (67%) correspondió a productos del sector minero, el que presentó un aumento del 20%.

Cobre lidera

En tanto, al analizar por productos, Aduanas destacó que en la composición de la canasta de exportaciones en términos de bienes, un 46% de los envíos totales están representadas por cobre y productos relacionados con el metal rojo.

“Estos bienes se caracterizan por poseer bajo valor agregado, siendo consideradas como materias primas. Dentro del sector minero, estos dos bienes acumulan el 84% de los envíos al exterior”, añadió el Servicio.

En tanto, las exportaciones de frutas y nueces, frescas o secas, representaron el 26% de los productos no mineros, y tuvieron un aumento del 24%. Dentro de este grupo de bienes, destacan los envíos de uvas frescas que presentaron una disminución del 17%.

riesgos a la baja. En este escenario, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, reconoció ayer que “hoy el balance de riesgos externos está sesgado a la baja, o sea, tenemos una proyección central, pero el crecimiento mundial podría disminuir”, enfatizando que el crecimiento no está garantizado.

A juicio del jefe de las finanzas públicas, el posible desencadenamiento de una guerra total en materia de comercio mundial, “es jugar con fuego”. “Esto puede escalar y a la larga, en una guerra comercial, perdemos todos. Así que yo sugiero que no hagamos cálculos que son bastantes estrechos”, advirtió.

Asimismo, sostuvo que “hasta el momento de las proyecciones económicas que tenemos, ninguna tiene incorporado los efectos de una posible guerra comercial”.

Según Larraín, por cada 5% de incremento en las tarifas (comerciales), “el crecimiento mundial se deteriora en 0,1 a 0,3%, lo que es bastante

Preocupación que había sido advertida también por el propio Banco Central, que en su reciente Informe de Política Monetaria (Ipom) enfatizó que los anuncios proteccionistas de Estados Unidos, “podrían dar paso a una escalada de reacciones por parte de otros países, afectando el comercio mundial.

Más allá de las consecuencias de corto plazo, este tipo de medidas afectaría negativamente el crecimiento tendencial de la economía mundial y de la chilena”.