2172144_500.jpg

Economía no repunta y expertos ven que BC pasará a sesgo neutral en septiembre

Carlos Alonso 06/07/2016

El Imacec creció 1,8% en el quinto mes del año. De esta manera, la actividad acumula entre enero y mayo una expansión de 1,7%. Rodrigo Vergara, presidente del BC, dijo que la mantención de la tasa de interés podría ser "más larga de lo que se pensaba".

La economía creció 1,8% en mayo. Si bien se ubicó por sobre el promedio de las expectativas que esperaban un 1,4%, la velocidad de expansión estuvo por debajo de 1%, mientras que en la medición trimestre contra trimestre desestacionalizado y anualizado retrocedió 1,2%. Todo esto llevaría a que el Banco Central cambie su sesgo de política monetaria desde su actual posición restrictiva a una neutral en un corto plazo, el cual podría materializarse en septiembre.

De acuerdo al Banco Central (BC), la serie desestacionalizada aumentó 0,7% respecto del mes precedente y creció 1,3% en doce meses. El mes registró tres días hábiles más que mayo de 2015. En el registro influyó positivamente los servicios y el comercio. 

Así, en los primeros cinco meses del año la actividad acumula una expansión de 1,7%. Para junio, las expectativas de los economistas fluctúan entre 0,5% y 2,25% con un promedio de 1,4%. De concretarse, el segundo trimestre mostraría en promedio un registro de 1,3%, por debajo de 2% del primer cuarto del año, pero igualando la cifra del último trimestre de 2015. 

Así las cosas, de acuerdo a los economistas consultados, la expansión para el primer semestre se encamina a mostrar un crecimiento de 1,6%, el más bajo para un primer semestre desde la crisis subprime y el menor desde el segundo semestre de 2014 cuando la actividad registró una variación de 1,3%. (Ver tabla). 

El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, destacó que el dato de crecimiento del quinto mes del año da cuenta de que la heterogeneidad en el crecimiento sectorial, con la minería que se ha estado contrayendo, mientras el resto de la economía está creciendo en torno a 2,3%, lo que constituye el segundo mejor registro del año. Mientras que el presidente del Banco Central, Rodrigo Vergara, sostuvo a Reuters que con las cifras de abril y mayo lo más probable es que el segundo trimestre el crecimiento se ubique por debajo del 2% que mostró el primero cuarto del año. “Ya tenemos dos meses del segundo trimestre y obviamente todo parece indicar que va a ser más bajo que el primer trimestre”, subrayó, aunque añadió que “es un número perfectamente consistente con nuestras proyecciones de crecimiento para este año”.

Tasa de interés. Este escenario de bajo crecimiento, sumado a la incertidumbre que ha provocada la salida del Reino Unido de la Unión Europea cambio las expectativas de la trayectoria de la política monetaria en Estados Unidos y por lo tanto en Chile. Si bien antes de conocer la decisión del Brexit, ya la mayoría del mercado se inclinaba porque el instituto emisor cambiaría el sesgo de su política monetaria de restrictivo a neutral durante el segundo semestre, ahora la visión es más precisa, ya que se espera que este movimiento se materialice en el Informe de Política Monetaria (IPoM) de septiembre. Es más, el propio Vergara indicó que “hay ciertos indicadores que apuntan a que es posible que este período de mantención (de la tasa) sea algo más largo de lo que originalmente se pensaba”. De todas formas, Vergara acotó que la discusión sobre el sesgo debe “desdramatizarse”, puesto que “nuestro sesgo es bastante flexible y evidentemente podría ser que en el análisis de los últimos acontecimientos eso nos lleve a pensar en que la normalización pueda postergarse aún más de lo que estaba en el ultimo Informe de Política Monetaria (IPoM)”. 

Mario Arend, economista de BTG Pactual aseveró que “si la inflación no da sorpresa, entra al rango meta en julio y sigue su proceso de convergencia al 3%, creemos en el IPoM de septiembre el Banco Central podría optar por un sesgo neutral”. Gabriel Cestau, de Santander, añadió que si bien esperan que para el próximo IPoM el sesgo de la TPM sea neutral, prevén que “en la próxima reunión julio, el comunicado profundizará en la dirección de neutralidad, pues la inflación doméstica cederá y las tasas de interés de las economías avanzadas seguirán bajas por más tiempo”. César Guzmán, de Inversiones Security, espera que en un plazo que no se extienda más allá de septiembre, el BC transite a un sesgo neutral. Benjamín Sierra, de Scotiabank prevé una mantención de la TPM en 3,5% en julio y por el resto del año. “Es probable que se actúe con cautela, manteniendo el sesgo alcista por otro mes, No obstante, ya en agosto la perspectiva podría ser distinta”. Felipe Alarcón, de Euroamerica acotó que “es muy probable que la tasa se mantenga en 3,5% el resto del año, por ello, en el IPoM de septiembre podríamos ver un cambio en el sesgo hacia neutral”.