2182827_500.jpg

Economía & Dinero

Economía alemana creció 1,7% en 2015 impulsada por el consumo

PULSO 14/01/2016

La expansión del PIB de la primera economía europea fue ligeramente superior al 1,6% registrado en 2014, año marcado ya por la recuperación, tras el mínimo 0,3% con que cerró el ejercicio de 2013.

El Producto Interior Bruto (PIB) en Alemania creció en 2015 un 1,7% impulsado por el consumo interno, de acuerdo con los datos difundidos hoy por la Oficina Federal de Estadística (Destatis). 

Según esta Oficina, Alemania cerró sus cuentas públicas en 2015 con un superávit de 16.400 millones de euros, un 0,5% del PIB, el segundo año consecutivo que se consigue tras el 0,3% de 2014. 

La expansión del PIB de la primera economía europea fue ligeramente superior al 1,6% registrado en 2014, año marcado ya por la recuperación, tras el mínimo 0,3% con que cerró el ejercicio de 2013. 

El crecimiento del consumo privado el año pasado fue del 1,9%, mientras que el consumo público subió un 2,8%. 

Las exportaciones durante 2015 crecieron un 5,4% y las importaciones, un 5,7%, según los datos de Destatis. 

La ocupación laboral siguió la tendencia al alza de la última década y superó por primera vez en 2015 una media de 43 millones de personas, un 0,8% más que en 2014. 

La tasa media de desempleo se situó en el 6,4%, frente a 7,7% registrado en 2014. 

Las cifras del PIB quedan algo por debajo de los pronósticos difundidos el pasado otoño por los principales institutos económicos de Alemania, que situaban el crecimiento de 2015 en un 1,8 %, aunque advertían ya entonces del impacto en las arcas públicas de los gastos derivados de la acogida de refugiados. 

En lo relativo a 2016, se pronostica que el crecimiento se situará alrededor del 2 % y que el mercado laboral seguirá mostrando su robustez actual. 

Estas estimaciones positivas, en lo que respecta al presente año, están condicionadas, sin embargo, a la evolución de la economía de los países emergentes y sobre todo de China, así como a otros potenciales factores negativos globales, como la amenaza del terrorismo internacional.