Economía & Dinero

DT declara ilegal instructivo de compras para trabajadores de Walmart en "Black Friday"

Juan Pablo Palacios 08/01/2016

Fiscalizador cuestionó legalidad de un instructivo de la empresa que establecía restricciones para que colaboradores adquirieran productos durante ese evento.

Walmart Chile, en sus 82 hipermercados Lider distribuidos en las principales ciudades del país, realizó por primera vez en Chile, entre el pasado 6 y 10 de noviembre, el tradicional “Black Friday”, iniciativa originada en Estados Unidos que en su versión local trajo más de 500 productos con rebajas importantes de hasta un 60%.

En el marco de ese evento, la supermercadista envío por medio de correo electrónico un documento dirigido a las jefaturas, estableciendo una serie de prohibiciones que afectaron a sus trabajadores.

El denominado “Instructivo de compras para colaboradores” decía: “No podrán realizar compras antes de su ingreso o durante su hora de almuerzo”, y para los “que ingresan a turno tarde y que hayan comprado productos antes de su jornada laboral, no podrán guardar los productos en las dependencias del local, ni siquiera en sus lockers personales”. El objetivo del instructivo era muy explícito: “privilegiar a los clientes”.

Expertos laboralistas explican que si bien las empresas se encuentran facultadas para restringir las actividades que sus empleados pueden realizar durante su jornada de trabajo -mientras prestan servicios efectivos-, no lo están para hacerlo durante los tiempos de descanso y tampoco pueden establecer diferencias que constituyan medidas discriminatorias.

Ante ello, la Federación Nacional de Trabajadores de Lider presentó un requerimiento ante la Dirección del Trabajo (DT) denunciando la situación, entidad que a través de Ord. Nº 5905 impugnó la práctica de Walmart.

La DT recordó que por ley las obligaciones y prohibiciones generales a los trabajadores deben estar contenidas en el reglamento interno de la empresa, calificando al instructivo como “un mero documento informal, comunicado con total prescindencia del procedimiento que al efecto prescribe el legislador laboral, situación que configura una evidente transgresión a la normativa del ramo”.

El ente fiscalizador reprochó, además, que “resulta contrario a derecho que el empleador explícitamente establezca diferencias, incite a que estas ocurran o cree las condiciones para ello, con la finalidad de favorecer a un grupo de clientes en desmedro de otro, en este caso, afectando a los trabajadores que, actuando lícitamente, han de concurrir a comprar los productos de la empresa en la que laboran cuando no están prestando servicios, es decir, ya no como dependientes, sino en su calidad de consumidores”.

A pesar de la prontitud con que la DT emitió el dictamen, la campaña comercial de Walmart ya había terminado. No obstante, a juicio de laboralistas, destaca que sea el primer pronunciamiento de estas características que dicte el fiscalizador en una materia vinculada a los límites que los derechos fundamentales imponen a las facultades de administración del empleador.

Archivos relacionados