Trump meets Netanyau at the White House in Washington

Economía & Dinero

Donald Trump acusa a China y Rusia de devaluar sus divisas

Constanza Morales 17/04/2018

Su declaración contradice al Departamento de Comercio de EEUU que había descartado cualquier tipo de manipulación de monedas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó a China y Rusia de devaluar sus monedas para hacer sus exportaciones más competitivas, lo que contradice un informe publicado recientemente por el Departamento de Comercio en el que se descartó que algún país manipulara su divisa.

“Rusia y China están jugando al juego de la devaluación cambiaria a medida que EEUU sigue subiendo las tasas de interés. Inaceptable”, aseguró el mandatario en su cuenta de Twitter.

El mensaje del republicano contrasta con el reporte semestral publicado el viernes por el Tesoro, en el que se abstuvo de catalogar a algún país como manipulador de moneda basándose en criterios específicos. Rusia no es parte de los 12 principales socios comerciales examinados en el análisis.

Los comentarios de Trump tampoco se condicen con la realidad, ya que el yuan ha avanzado 9,7% frente al dólar en los últimos 12 meses y en marzo llegó a su nivel más alto desde agosto de 2015.

Por su parte, el rublo se ha depreciado 8,5% en el mismo lapso, pero gran parte de esa caída se ha producido en los últimos 10 días, luego de que la Casa Blanca adoptara nuevas sanciones en contra de empresarios rusos ligados a Vladimir Putin.

Acción en contra de ZTE. En tanto, el Departamento de Comercio de EEUU prohibió que las compañías domésticas vendieran componentes a la empresa china ZTE por los próximos siete años por no haber cumplido un acuerdo en un caso de violación de sanciones.

El gigante de las telecomunicaciones se había declarado culpable el año pasado de conspirar para infringir las sanciones en contra de Irán al despachar ilegalmente tecnología y bienes estadounidenses a dicho mercado. Como parte del acuerdo, la firma se comprometió a tomar medidas en contra de 35 empleados, acciones que no se concretaron.

Según Reuters, la prohibición podría ser devastadora para ZTE, ya que se estima que las empresas estadounidenses proveen entre 25% y 30% de los componentes usados en sus equipos.