2178668_500.jpg

Economía & Dinero

Desaceleración en 4T de 2015 acrecienta riesgo de que PIB 2016 crezca por debajo de 2%

Carlos Alonso 06/01/2016

Imacec de 1,8% en noviembre sorprendió a la baja, mientras que para diciembre se espera entre 0,5% y 2%. Con ello, el último cuarto habría sido el más débil de 2015, con una expansión en torno a 1,6%, mientras para el año proyección se ajustó a 2%-2,1%. Expectativas para 2016 se alejan del punto medio de 2,5% previsto por el BC.

La economía decepcionó en noviembre. Ese es el primer análisis que realizan los economistas al examinar el crecimiento de 1,8% que registró el Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec) del penúltimo mes de 2015, ubicándose por debajo de las expectativas, que en promedio esperaban un 2,5%. 

Pero no sólo esta cifra sorprendió al mercado, sino que también la serie desestacionalizada-que mide la velocidad de crecimiento mes contra mes-, ya que se contrajo 0,5% en noviembre, aunque en doce meses avanzó 1,5%. Este freno del ritmo mensual de la actividad llevó a algunos economistas a no descartar el riesgo de que si el Imacec de diciembre se ubica bajo 1%, se concrete una nueva contracción desestacionalizada anualizada en el cuatro trimestre.

El BC señaló que en el resultado del mes incidió principalmente el mayor valor agregado de los servicios, efecto que fue atenuado por la caída de la actividad minera. Y además el  mes registró un día hábil más que noviembre de 2014. Es más, de acuerdo a cálculos del economista Jorge Hermann de Hermann Consultores, sin el efecto del día hábil más el Imacec se habría ubicado apenas sobre 1%. 

Con este registro, la actividad entre enero y noviembre acumula una expansión de 2,1%, mientras que  las proyecciones para el  Imacec de diciembre fluctúan entre 0,5% y 2%, con un promedio de 1,5%. De ser así, el cuarto trimestre  mostraría una expansión del Producto Interno Bruto (PIB)  de 1,6%, siendo el más bajo del 2015 y dando cuenta de una nueva desaceleración de la economía.

Por lo mismo, con estas cifras el mercado no sólo ajustó levemente a la baja la proyección para  PIB del año, pasando de un rango entre 2% y 2,2%, a uno entre 2% y 2,1%, sino que también vino a complejizar el 2016.

Esto, porque si hasta antes de conocer el Imacec de noviembre algunos economistas tenían incorporado dentro de su escenario de riesgos que el PIB 2016 se ubicara por debajo del 2%, dicha probabilidad se acrecentó, principalmente por la baja velocidad con que la economía está iniciando el presente ejercicio, donde se espera un PIB igual e incluso menor al 1,6% en el primer trimestre. 

Lo anterior pone más en cuestión tanto el rango de crecimiento que estableció el Banco Central en el Informe de Política Monetaria (IPoM) de diciembre, de  entre 2% y 3% -con punto medio de 2,5%-, como la estimación que Hacienda dejó escrita en la Ley de Presupuestos: 2,75%. Sin embargo, consultado al respecto, el jefe de las finanzas públicas, Rodrigo Valdés, defendió ayer dicha previsión: “El Gobierno ratifica la proyección oficial contenida en el Presupuesto de 2,75%. Es una cifra muy exigente. Vamos a tener que trabajar mucho para cumplirla”, afirmó. Sobre la cifra de 1,8% en noviembre añadió que “no hay que esconder que es un Imacec bajo y que no nos deja contentos”.  

Expertos

Detrás de esta desaceleración, los economistas señalan como factor interno el pesimismo en que se encuentran las expectativas tanto de consumidores como de empresarios, las que no dan señales de algún repunte. Mientras que en lo externo la caída del precio del cobre predomina dentro de los riesgos internacionales para Chile. 

Los expertos coinciden en que el comienzo del 2016 será a una velocidad bastante lenta con tasas cercanas a 0%. Mario Arend, economista para Chile de BTG Pactual, indica que “para la primera parte del 2016 seguiremos viendo una exigente base de comparación, sin signos de recuperación, lo que nos lleva estimar un crecimiento similar al de la última parte del 2015”.  Mientras que Patricio Rojas, de Rojas y Asociados, subraya que “la actividad iniciará el 2016 con una velocidad de crecimiento cercana a 0%, con lo que tendremos un primer cuarto con un PIB que no superará el 1,5%, lo que pone cuesta arriba lograr una expansión de 2%. Por ello, mi escenario base contempla un crecimiento entre 1,7% y 1,8% en 2016”. Benjamín Sierra, economista jefe de Scotiabank,  apunta que dentro de su escenario base ya tenían contemplado un menor impulso para este año, “por ello mantenemos nuestro pronóstico original de 1,9% con sesgo bajista”.  A su vez, Tomás Izquierdo, de Gemines Consultores, explica que “sectores como servicios y comercio se han debilitado, y eso  preocupa ya que precisamente han sido estos rubros los que han sostenido la actividad. Por  ello, la probabilidad de que el PIB 2016 esté en 2% e incluso por debajo de eso es perfectamente posible”.  

Desde los gremios, Javier Vega, gerente de Estudios de Sofofa, apunta que si bien  “para 2016 mantenemos nuestro rango de crecimiento entre 1,5% y 2,5%, de continuar consolidándose un escenario de actividad moderada, producto de la falta de confianza en el sector privado y débiles señales desde el sector externo, el crecimiento se situará en la parte baja del rango de nuestra estimación”. 

Así las cosas, respecto de una nueva alza en la Tasa de Política Monetaria, un sector de los economistas coincide en que el BC debiera esperar hasta marzo al menos, cuando la Fed debiera por segunda vez su tipo de interés. Otro grupo de analistas en tanto, opina que dicho movimiento del BC podría suceder recién a mitad de año.

Archivos relacionados

Enlaces relacionados