2172144_500.jpg

Débil desempeño de sectores económicos anticipa nuevo ajuste para PIB 2016

Carlos Alonso 01/07/2016

Las ventas del comercio crecieron sólo 0,6%, mientras que la industria manufacturera avanzó 2,1% y la minería se contrajo 5,7%. Expertos prevén un ajuste en la próximo Encuesta de Expectativas Económicas de 1,7% a un rango entre 1,5% y 1,6%.

La Encuesta de Expectativas Económicas (EEE) del Banco Central ha mantenido por tres meses consecutivos su proyección para el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en 1,7%. Sin embargo, esta estabilización en las previsiones económicas podría sufrir un nuevo ajuste a la baja en la medición de julio, pasando a un rango entre 1,5% y 1,6%. 

Esto, debido al débil comportamiento que mostraron los sectores económicos ubicándose por debajo de las expectativas del mercado. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas (INE), las ventas del comercio crecieron sólo 0,6% en 12 meses, mientras que la industria manufacturera avanzó 2,1% y la minería se contrajo 5,7% en el mismo lapso. Las ventas de supermercados cayeron 1,9% y electricidad, gas y agua subió 2%. 

Con estas cifras sobre la mesa, los economistas consultados esperan que el Índice de Mensual Actividad Mensual Económica (Imacec) de mayo fluctúe entre 1% y 2,1% con un promedio de 1,4% De concretarse esta previsión la economía acumularía en los primeros cinco meses del años una expansión de 1,6%. 

Para el segundo trimestre, en tanto, la perspectiva fluctúa entre 0,8% y 1,4% con un promedio de 1%. De materializarse esta proyección, el crecimiento se ubicaría por debajo del 2% del primer cuarto, ratificando la visión de que el segundo trimestre sería el más bajo del año, aunque algunos economistas no descartan que el tercer cuarto sea igual de débil que el período abril-junio. 

Todo esto tendría implicancias en las perspectivas para el año, ya que los expertos anticipan que en la EEE de julio se produzca un ajuste para el PIB, pasando de 1,7% a un nivel entre 1,5% y 1,6%. 

Expertos. Ángel Cabrera, economistas de Forecast Consultores sostuvo que su proyección para el PIB 2016 es de 1,2% y por ello, espera que la expectativa del mercado se vaya ajustando a la baja “a un nivel entre 1,6% y 1,5%” en la próxima medición, subrayó Cabrera. Alejandro Fernández, de Gemines Consultores, aseveró que los datos conocidos ayer ajustó su perspectiva para el Imacec de mayo de 1,9% a 1%, mientras que para el año pasó de 1,5% a 1,4%, porque “los datos fueron peores a los que teníamos en nuestro escenario base”.Mientras que Erik Haindl, académico de la Universidad Gabriela Mistral, puntualizó que desde fines del año pasado su proyección para el año era de 1%, por lo que espera que “el promedio del mercado se ajuste a la baja en los próximos meses”. Alejandro Alarcón, académico de la Universidad de Chile, también ve como probable un ajuste en las expectativas para el crecimiento anual 2016. A su juicio, el PIB este año se acercará al 1,25%. 

Nathan Pincheira, economista de Banchile condicionó un recorte en las expectativas para 2016 al crecimiento que muestre el Imacec de mayo. “Si el crecimiento de mayo resulta ser inferior al 1,2% podría pensarse en hacer una revisión para el año, pero no es un escenario tan probable”. Benjamín Sierra, economista de Scotiabank, apuntó que si bien “hay varios elementos que pueden justificar un recorte de nuestra estimación anual de 1,7%, que siempre ha tenido sesgo a la baja, se deben evaluar algunos impactos externos y efectos de segunda vuelta, que aunque a priori son netamente adversos, podrían variar en las próximas semanas”. A su turno, Gabriel Cestau, economista de Banco Santander, señaló que “observamos una economía que muestra poco dinamismo y en este mes las cifras desestacionalizadas prácticamente no crecieron”. 

Sectores. El INE señaló que en mayo de 2016, que contó con tres días hábiles adicionales, la manufactura creció 2,1% en doce meses, acumulando al quinto mes del año una variación de 0,1% respecto al mismo período del año anterior. Las principales divisiones que incidieron en la evolución del indicador fueron fabricación de papel y productos de papel, metales comunes y productos elaborados de metal, excepto maquinaria y equipo. Mientras que Comercio se expandió 0,6% en doce meses en términos reales, tras crecer 8,% el mes precedente. En tanto, minera anotó una disminución de 5,7% en doce meses. La baja en la actividad se explicó, principalmente, por una contracción en la producción de cobre.