Economía & Dinero

Confianza de consumidores de EEUU sigue al alza pese al pesimismo en los mercados

Francisca Guerrero 27/01/2016

En enero el indicador marcó 98,1 puntos, su nivel más alto en tres meses. Además, el sector inmobiliario sigue avanzando a paso firme.

La economía estadounidense continúa dando pruebas de su fortaleza en medio de los vaivenes de los mercados internacionales en este comienzo de año. Confianza y el sector inmobiliario dieron cuenta de que la primera economía mundial sigue firme en su recuperación, tal como lo manifiesta su mercado laboral. 

Según The Conference Board, los consumidores siguen con optimismo el desempeño de la economía estadounidense. El índice marcó 98,1 puntos en el primer mes de 2016, su mayor registro de los últimos tres meses. 

Los avances más significativos en el indicador se observaron en las perspectivas a corto plazo. Los consumidores que esperan que las condiciones de negocio mejoren en los próximos seis meses subió de 14.5% en diciembre a 16.2%, mientras que el 10,3% esperan que empeoren. La percepción sobre el mercado laboral también subió ligeramente en enero. El 13,2% cree que los puestos de trabajo aumentarán en los próximos meses, frente al 12,4% del mes previo. en tanto, la proporción de consumidores que apuestan a que sus ingresos se incrementen quedó en 18,1%, casi dos puntos porcentuales sobre lo registrado a fines de 2015.

Estos datos van en línea con los de la Universidad de Michigan, cuya medida quedó en enero en su mayor nivel en siete meses, según una lectura preliminar. 

Para Paul Ashworth, economista para Estados Unidos de Capital Economics, el dato de The Conferece Board “ilustra que los hogares no están adhiriendo al pesimismo de los mercados financieros”. Además, indicó que el dato “sugiere que la aparente desaceleración del crecimiento del consumo real de 2% en el cuarto trimestre fue temporal. En su nivel actual, la confianza es consistente con un crecimiento del consumo cercano a 3%”.

En miras de la reunión de política monetaria de la Reserva Federal que comenzó ayer y que finaliza hoy, el economista de TD Securities, Millan Mulraine, indicó que “los hogares permanecen bastante optimistas respecto a las perspectivas económicas y dada la importancia del gasto del consumidor en la actividad doméstica en general de Estados Unidos, la resiliencia de su confianza será percibida por la Fed como buena señal”, comentó a Reuters.

En otro reporte, el índice compuesto de precios de casas de S&P/Case Shiller, de las 20 áreas metropolitanas, avanzó 5,8% en noviembre en términos anualizados, superando el alza de 5,5% del mes previo y las expectativas del mercado, que apuntaban a un incremento de 5,6%. 

Los precios de las viviendas subieron 0,9% en noviembre frente a octubre, sobre una base desestacionalizada. En ese contexto, destacaron los precios de las casas en Dallas, Denver y Portland, Oregon, que ahora cotizan  a niveles récord, según el reporte.

“Las cifras siguen mostrando una sólida tendencia alcista en los precios de la vivienda, incluso si los datos mensuales de Case-Shiller están siendo exagerados por el proceso de ajuste estacional”, indicó en una nota a sus clientes Jim O’Sullivan, economista jefe para EEUU de High Frequency Economics.

El punto menos auspicioso de la batería de datos publicada ayer estuvo en los PMI preliminares del presente mes, que si bien siguen avanzando lo hicieron a un ritmo más lento. 

El PMI de servicios anotó 53,7 puntos, su menor nivel en 14 meses y por debajo de las 54 unidades a las que apuntaba el mercado, según el sondeo de Bloomberg. 

En tanto, el PMI compuesto quedó en 53,7 puntos, también la cota más baja desde diciembre de 2014.

Por otra parte, la Fed de Filadelfia indicó que su índice de condiciones de negocios no manufactureros cayó en tres puntos, a 21,4, en enero. Las compañías informaron de un declive en los nuevos pedidos recibidos, una reducción de los libros de pedidos y de las ventas.

Archivos relacionados