Camara de Diputados discute Presupuesto

Economía & Dinero

El complejo escenario que le espera al gobierno en el Congreso para la Reforma Tributaria

Miriam Leiva P. 21/04/2018

Sólo con las ideas principales que el Ejecutivo ha esbozado que contendrá su Reforma Tributaria: bajar impuesto a las empresas de 27 a 25% y reintegrar en un 100% el sistema, PULSO consultó a los diputados que no son oficialistas, sobre su disponibilidad para conversar. Tras la negativa casi unánime respecto a una baja en la tasa corporativa, se puede anticipar que el gobierno tendrá un trabajo muy arduo para aprobar su proyecto, considerando que el primer trámite de esta iniciativa debe ser la Cámara de Diputados.

PS: “No hay piso para baja de impuestos a empresas. Se arriesga a una derrota política”

La puerta cerrada por dentro para cualquier medida que siquiera tenga esencia de una rebaja de impuestos a las empresas, tiene el comité del Partido Socialista integrado por 19 diputados.

Su jefe de bancada, Manuel Monsalve -quien además integra la Comisión de Hacienda- señaló que sólo estarían dispuestos a conversar sobre la primera parte que ha anticipado el Gobierno; la simplificación del sistema. Para todo lo demás, su respuesta es negativa. “Sobre la idea general de hacer amigable el sistema, no hay problema, conversemos. Pero frente a la idea de integrar el sistema y producto de ello producir una rebaja de impuestos a las grandes empresas, no estamos de acuerdo” afirmó.

Así, anticipa que el Gobierno no logrará los votos para aprobar su proyecto si insiste en rebajar el impuesto a las empresas: “No creo que haya moneda de cambio en esto y si bien puedo hablar por los socialistas, en la oposición, no hay una fuerza política que no sea antiliberal, a diferencia del Gobierno de Piñera que es marcadamente neoliberal.No hay piso para esa medida y creo que se arriesga a una derrota”.

DC: “Nuestra declaración unánime es que no estamos de acuerdo con un ajuste tributario”

La DC ha sido una de las pocas bancadas de la oposición que se ha reunido con el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, y ha conversado francamente sobre la reforma tributaria que el gobierno estudia. “Le planteamos que no somos partidarios de reducir el impuesto a las grandes empresas y que nos parece inconsistente que por un lado el Gobierno alegue por la situación fiscal heredada, y por otra quiera correr el riesgo de menor recaudación”, dijo el jefe de bancada, diputado Matías Walker. La DC cuenta con 14 diputados. El ministro se comprometió en esa oportunidad en no modificar el IVA y en simplificar el sistema para las Pymes, lo cual a la falange le parece positivo. “Señaló que realizar una integración efectiva (100%) implica mayores incentivos a la inversión, pero si se vuelve al FUT y se deduce el 100% como crédito es indudable que puede afectar la recaudación. Obviamente el gobierno puede enviar el proyecto que quiera, pero nuestra declaración de principios unánime como bancada es que no estamos de acuerdo con un ajuste para bajar la recaudación”, remarcó.

“En el Frente Amplio no estamos por volver al sistema integrado”

Pese a la multiplicidad de partidos que conforman el Frente Amplio, ellos tienen una sola voz para responde a la posibilidad de que el Gobierno presente el proyecto para rebajar los tributos a la empresas del 27% actual a un 25%: No.

“No existe pero ninguna posibilidad que respaldemos una iniciativa que pretenda bajar la tasa de impuesto corporativo” aseguró el diputado Giorgio Jackson (RD), representante de este comité en la Comisión de Hacienda. Este grupo está compuesto por los 9 congresales de Revolución Democrática; 3 diputados del partido Humanista, 2 del partido Liberal; y los congresales del partido Ecologista Verde, Igualdad y Poder Ciudadano.

Ahora, acotó, habría una alternativa para sentarse a dialogar: “que se abrieran a desintegrar el sistema y entonces podríamos conversar que las empresas pagaran un 10 a 12%”.Posibilidad que ni siquiera ha estado en el escritorio del ministerio. “Nosotros no estamos por volver al sistema totalmente integrado porque abre mucho espacio para la planificación tributaria”, dijo Jackson.

Auth (PR):“Desaconsejaría al Gobierno meterse en ese debate”

“El Gobierno no tiene ningún espacio para un proyecto que desfocalice el aporte tributario que realiza el 1% más pudiente, cualquier cosa que venga distorsionar eso va a encontrar la resistencia más absoluta”, aseguró el diputado Pepe Auth, que en su calidad de independiente representa al comité del Partido Radical en la Comisión de Hacienda.

Este grupo lo conforman otros 6 congresales del mismo partido más el independiente Karim Bianchi. Auth sostuvo que el informe del Banco Mundial reveló que la mayor contribución tras la Reforma Tributaria de 2014 provino del 1% de más altos ingresos, por ende no ve viable retroceder en ese campo.

“Francamente desaconsejaría al Gobierno meterse en ese debate, porque no creo que consiga algún resultados, va a ser un proceso larguísimo e improductivo. En principio no hay ninguna disposición positiva. . Quizás algunas autoridades de gobierno tienen ese compromiso con su sector, pero el Parlamento no tiene ese compromiso y nada parecido a la idea de reducir impuestos al 1% más rico”, acotó el diputado.

PC: “No estamos disponibles para ningún cambio”

En el Partido Comunista ni siquiera hay agua para que el Gobierno de Piñera llegue con una propuesta tributaria porque desde ya su diagnóstico es que el sistema local es profundamente inequitativo, y no están los votos para ahondar en esa materia.

“Nosotros no estamos disponibles para ningún cambio que implique que los más ricos paguen menos impuestos o que signifique que el Estado disminuya su capacidad de recaudar recursos y con ello afectar programas sociales”, aseveró el diputado Daniel Núñez (PC), quien participa en la Comisión de Hacienda de la Cámara.

Comentó que la integración del sistema solo abre la puerta para que los “grandes grupos económicos” realicen mayor ingeniería tributaria y puedan evadir el pago de impuestos.

Y ante la posibilidad de que la medida sea fiscalmente neutra su negativa no deja dudas: “si es por la vía de subir el IVA u otros impuestos como al tabaco, al alcohol, a los combustibles nosotros tampoco estaremos de acuerdo, porque ello termina perjudicando a los sectores populares, los perjudica más que a los ricos”.

PPD: “Nos oponemos rotundamente a la rebaja”

“El tema de la integración ya se discutió durante el gobierno de la Presidenta Bachelet y se tomó una decisión. Ahora lo que se quiere es retroceder y no lo compartimos” indicó el jefe de bancada del PPD, diputado Ricardo Celis. Este grupo se compone de 7 diputados más la diputado del PRO, Marisela Santibáñez.

Celis reconoció que durante una reunión con el candidato a liderar el partido, Heraldo Muñoz, los parlamentarios abordaron la eventual Reforma Tributaria del Gobierno de Piñera y todos se mostraron en desacuerdo con la posibilidad. “Nos oponemos rotundamente a la rebaja de impuestos a las grandes empresas, así como cuestionamos la reducción del impuesto territorial porque favoreció a quienes tienen vivienda de alto canon”, expresó. Asimismo desestimó el argumento del Gobierno en el sentido de que otros países están reduciendo los impuestos corporativos mientras que en Chile se mantienen. “Claro que nadie dice que en la OCDE están reduciendo los impuestos de 45% al 41%, mientras que acá quieren ir del 27% al 25%, no tiene ninguna comparación ni explicación lógica, menos cuando se está hablando de que tenemos un déficit fiscal alto”, argumentó Celis.

“Es difícil que tenga los votos, por más caramelos que ofrezca”

En principio los diputados del Partido Federación Regionalista Verde Social no cuentan con voluntad política para sentarse a conversar sobre impuestos porque consideran que la Reforma Tributaria de Bachelet buscaba financiar programas que ellos consideran vitales y que no quieren poner en riesgo por una reducción de tasas.

“Cuando aprobamos el cambio tributario era para sustentar la reforma a la educación, por tanto no vemos que haya que alterar ese motivo. El objetivo no era subir impuestos por subirlos, era para utilizarlo en un objetivo claro, y si se quiere estimular a las empresas bueno, eso hay que hacerlo por otro lado”, indicó la diputada Alejandra Sepúlveda, representante en este tema de los 3 votos de este partido.

Tampoco los convence la idea de integrar el sistema: “nos reunimos con académicos que nos dieron a entender que con el 100% integrado los que tenían más recursos podían rebajar su base tributaria, y que es un sistema de evasión encubierto”.

Precisó que estudiarán la propuesta del Gobierno, aunque ve muy difícil que los convenzan: “no queremos que se altere el principio de la Reforma Tributaria, y es bien difícil que el Gobierno obtenga los votos por más caramelos que ofrezca”.

En el Senado, la oposición se prepara para negociar en bloque

Los tres diputados autonomistas tampoco se mostraron disponibles para una reducción de impuestos corporativos. “Estamos totalmente en contra, sobre todo porque la desintegración que existe en Chile es muy, muy particular, y el gobierno quiere seguir favoreciendo a los de mayores recursos”, comentó el diputado Gonzalo Winter.

Dos votos que podrían estar en pausa en espera del proyecto son los de los independientes Rene Saffirio y René Alinco.

Ahora, si el Ejecutivo pudiera avanzar en el primer trámite y llegar al Senado con su proyecto, tendrá que ir preparado a negociar. Uno porque en ese estamento la oposición está buscando conformar una estructura y abordar en bloque las iniciativas de La Moneda, y ya está constituyó una comisión tributaria para estar preparados ante la propuesta gubernamental. En principio, el presidente del Senado, Carlos Montes ha señalado que no está disponible para una reducción de impuestos a las empresas y sus últimas declaraciones contra la baja del impuesto territorial corroboran su parecer.

Y si bien, los congresistas del PPD y la DC aún no han anticipado una posición frente a estas ideas, sí han comentado que es muy complejo votar para echar por tierra lo que ellos mismos apoyaron en el 2014.

Sabag y Velásquez, los dos votos a favor con los que ya podría contar La Moneda

Del conjunto de la oposición hubo dos diputados que no sólo se mostraron dispuestos a analizar el proyecto del gobierno, sino que además ven con buenos ojos la idea de reducir los impuestos a las empresas para estimular la inversión, y con ello el crecimiento. Ellos son los diputados Jorge Sabag (DC) y Pedro Velásquez.

“Estoy abierto a discutir el tema porque lo que más necesita el país es la reactivación económica, y la carga impositiva que tenemos es un obstáculo para las nuevas inversiones. No veo con malos ojos que se pueda bajar el impuesto a las empresas”, enfatizó el diputado DC.

Su visión es que a medida que se recupere el crecimiento, el fisco recaudará más por este mismo hecho y por ende se podrá financiar la reducción de 2 puntos porcentuales del impuesto corporativo. “En una primera aproximación uno podría decir que reducir impuestos sería rebajar ingresos fiscales, pero una visión más global indica que si hay reactivación que es a lo que se está apostando, puede significar todo lo contrario y que aumenten las arcas fiscales”.

Por su parte, el diputado Velásquez afirmó: “Soy partidario de reducir los impuestos siempre y cuando esos recursos vayan a reinversión y no que se estén ahorrando en cuentas en cualquier isla o depositándolo para tener intereses. La idea es que esos recursos generen inversión y empleo”.

Se mostró dispuesto también a conversar la simplificación del sistema tributario por medio de integrar 100%, porque considera que la rendición de impuestos quedó muy engorrosa. “Hay que sentarse a conversar porque este es un tema país. El gobierno anterior tenía un sesgo muy ideológico estatizante que no incentivaba la inversión privada, y a la vez se daba el lujo de tener un Estado que gastaba y gastaba con medidas populistas”, recalcó el parlamentario.