1918528_500.jpg

Economía & Dinero

Cómo pretende Chile reactivar las exportaciones a EEUU tras baja en torno a 5% en 2015

Pierina Bertoni 29/01/2016

La Direcon incrementará la promoción de productos y servicios nacionales en ese país, aprovechando también la mayor competitividad que otorga la depreciación del peso. Ya está comprometida una Chile Week, en Miami y Nueva York. El año pasado los envíos sumaron US$8.265 millones a noviembre.

El alza del dólar debería ser una buena noticia para el sector exportador. Sin embargo, el efecto del tipo de cambio no ha sido del todo aprovechado por los productores en Chile, en particular porque otras monedas de mercados importantes se han depreciado en forma similar o incluso más que el peso chileno. Además, los precios de los alimentos y otros envíos a nivel mundial han disminuido, y mercados importantes para Chile tiene sus economías debilitadas.

Ante ello, en la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon) están apostando este año con fuerza a la expansión del mercado estadounidense para los productos nacionales, dado que la competitividad -en precios- de Chile se ha visto fuertemente incrementada respecto a ese país, al reflejar por completo la situación de la paridad dólar-peso, sin la intervención de una tercera moneda.

Desde inicios del año pasado a la fecha el peso chileno se ha depreciado del orden de 15,6% en relación a la divisa estadounidense, al pasar de $614 a $710, lo que se puede traducir en precios menores de los productos locales, o en márgenes de ganancia mayores. Sin embargo, esta mayor competitividad no se reflejó en el desempeño de los envíos a EEUU en 2015, los que a noviembre anotaban una baja de 5% al totalizar US$8.265 millones, en el que sería su primer descenso desde 2009.

Por lo mismo, el mandato de la Direcon en conjunto con ProChile es redoblar los esfuerzos este 2016 para la promoción de los productos nacionales en dicho país. 

Roberto Paiva, director de ProChile, explicó a PULSO que “EEUU es uno de los mercados cuyo poder adquisitivo está creciendo, gracias al incremento del PIB, y en donde nuestra devaluación se traduce en una mayor competitividad cambiaria. Actualmente es nuestro segundo socio comercial, el primer mercado para nuestras Pymes y el primer inversionista en Chile”.

En ese sentido, indicó que la estrategia para abordarlo apunta a focalizar los esfuerzos en nuevos sectores, como son los servicios, específicamente en ingeniería, tecnologías de la información, educación superior, biotecnología y audiovisuales. 

También y siguiendo la tendencia de consumo de alimentos (que dentro de las exportaciones no cobre ocupa los primeros lugares de envíos), están trabajando con productos gourmet, y con los saludables y sustentables como los orgánicos. Paiva agregó que “en cuanto a manufacturas, estamos promoviendo los productos forestales con mayor valor agregado, ya que tienen grandes posibilidades en este mercado”.

Puntualmente, dentro de las actividades de promoción que se realizarán en Estados Unidos, anunció la primera Chile Week, que tendrá como escenarios Miami y Nueva York. Esta actividad se realizó el año pasado en China.

También durante 2016 estarán presentes en la Feria GDC de videojuegos  en San Francisco; en el Seafood Expo North América en Boston; en NAFSA, feria dedicada al sector educacional y universitario, y también en la Minexpo en Las Vegas, que es la principal feria de minería de EEUU.

Muchos de los productos que se buscan promover en estas ferias, forman parte de las marcas sectoriales con las que trabajan la Direcon con Prochile. Al respecto, Paiva detalló que “en EEUU también estaremos llevando a cabo nuestra campaña Foods from Chile y promoción de Pisco, y la operación de siete de nuestras marcas sectoriales: Patagonia Mussel, CinemaChile, Wines of Chile, Learn Chile, Arte Contemporáneo, Chile Olive Oil y Shoot in Chile”.

Cifras detrás del interés

Como anunció ProChile, se harán más esfuerzos en algunos estados específicos de EEUU. 

Al analizar cada uno de éstos, el que lidera el destino de las exportaciones chilenas es Florida, con un 24% del total. No obstante, entre enero y noviembre de 2015 los envíos a este estado cayeron 24%, pasando de US$2.563 millones a US$1.946 millones.

Otro destino importante es California, con un 14% de los envíos chilenos. Aquí las exportaciones también descendieron el año pasado, en un 4%, bajando de US$1.242 millones a US$1.193 millones en el período enero-noviembre en 12 meses.

Por el otro lado, Georgia es uno de los estados que logró mayor crecimiento, con un 10% de participación del total de exportaciones, y un aumento durante 2015 de 103%. Sin embargo, la base de comparación de 2014 fue puntualmente baja, al registrar un monto de sólo US$421 millones, luego que en 2013 había sido de US$829 millones. En 2015 volvieron a US$853 millones. 

En relación a los subsectores, la fabricación de partes y piezas de madera creció un 10% durante  2015 (de enero a noviembre), pasando de US$644 millones a US$706 millones.

Pero el sector que más se incrementó durante el año pasado fue el aceite de oliva, que aumentó un 140%, con exportaciones por US$25 millones versus US$10 millones en 2014.

Existen productos en EEUU en donde gran parte de su oferta es chilena.

Un ejemplo de esto es la uva fresca, en donde EEUU importa en total US$1.224 millones, y de esos, US$777 millones vienen de Chile, lo que representa el 63,5%.

En filetes de salmón se produce una situación similar, puesdel total importado por el país norteamericano (US$1.018 millones), el 78,% proviene de Chile (US$736 millones).  

Paiva sostuvo que “el desafío, entonces, es mantenerse en esta posición con un fortalecimiento de las acciones de promoción y prospectar estados, zonas y mercados aún no explotados”.

Archivos relacionados