Economía & Dinero

Comisión de Trabajo busca restringir el uso de los contratos por obra o faena

Miriam Leiva P. 19/01/2016

Los senadores decidieron fusionar el proyecto de indemnización a los trabajadores con contratos de esta envergadura y a la vez, revisar la definición de este tipo de relación laboral para evitar abusos.

En paralelo a la Reforma Laboral, los senadores decidieron revisar el funcionamiento de los contratos por obra y faena, con el fin de regular su aplicación.

En el marco del análisis del proyecto que crea la indemnización a los trabajadores que mantienen este tipo de contratos, la Comisión de Trabajo del Senado decidió fusionar esta idea con una iniciativa que hace cuatro años duerme en la Cámara Alta. Se trata del proyecto que modifica el artículo 159 del Código del Trabajo, que determina que el contrato por obra o faena pasará a ser indefinido cuando una persona haya cumplido labores para un mismo empleador durante 240 días en un plazo de 12 meses.

“Decidimos fusionar ambos proyectos y tratarlos en conjunto porque se refieren al mismo tema, y el Gobierno estuvo de acuerdo”, indicó el presidente de la Comisión de Trabajo, senador Juan Pablo Letelier (PS).

El parlamentario indicó que están preocupados por la masificación de este tipo de contratos en distintos sectores. “En la construcción es natural que exista la relación por obra o faena, pero en la actividad agrícola a veces no corresponde y se ha extendido más allá de lo adecuado. Hay personas que trabajan por años en el mismo lugar, pero se les contrata por el tipo de fruta y siempre están con contratos a tiempo definido”, manifestó.

Recordó que según datos de la Dirección del Trabajo, un 20% de la mano de obra mantiene un contrato de este tipo, y que para este segmento es muy difícil pasar a contrato indefinido. “Queremos regular lo que creemos es un abuso de este tipo de contratos que precariza mucho más el empleo”, resaltó Letelier.

Asimismo, la senadora Carolina Goic (DC), también integrante de la Comisión, respaldó la búsqueda de mayor protección ante los despidos contemplando una indemnización de 2,5 días por mes, como establece el proyecto que ya fue aprobado por la Cámara de Diputados. “Estamos disponibles para buscar una fórmula porque lamentablemente el tema de fondo es que se prefiere contratar a plazo, cuando lo que debiera primar es la naturaleza de la obra”, manifestó.

Por otro lado, el senador Hernán Larraín (UDI), comentó que durante la primera sesión había bastante apuro del Gobierno por avanzar en el proyecto de indemnización, y que al final la Comisión optó por abrir la discusión: “Queremos escuchar a todos los implicados, queremos enviar un informe a sala lo más fundamentado posible”. 

Es por ello que los parlamentarios acordaron citar para una próxima reunión a los representantes del sindicato interempresa nacional de trabajadores de montaje industrial, obras civiles, y actividades anexas, SINAMI; al sindicato nacional de trabajadores eventuales y transitorios de la construcción, montaje y otros, SINTEC; y a la Cámara Chilena de la Construcción.

Origen del proyecto

El proyecto para regular los contratos por obra o faena fue presentado el 26 de junio de 2011 por diputados de varias bancadas: Osvaldo Andrade (PS), Germán Becker (RN), Pedro Browne (independiente), José Manuel Edwards (RN), René García (RN), Tucapel Jiménez (PPD), Nicolás Monckeberg (RN),  Leopoldo Pérez (RN), Frank Sauerbaum (RN) y Matías Walker (DC).

El 3 de abril de 2012 fue aprobado en la Cámara de Diputados y pasó al Senado para su segundo trámite constitucional, donde “durmió” en la Comisión de Trabajo, hasta ahora que los senadores quisieron reflotar la iniciativa para sumarla a la de indemnización.

El proyecto consta de un artículo que se agrega como número 5 al 159 del Código del Trabajo, señalando lo siguiente: “se presumirá legalmente que el plazo del contrato es indefinido cuando el trabajador ha prestado servicios continuos o discontinuos en diversas obras o faenas específicas para un mismo empleador durante 240 días o más en un lapso de 12 meses, contados desde la primera contratación”.

Además se incorpora un transitorio para dejar en claro que esta causal para cambio de contrato sólo se podrá invocar cuando los servicios para un mismo empleador se hayan prestado a totalidad contar de la vigencia de la Ley.

Desde el empresariado ya han mostrado preocupación respecto a los alcances que podría tener el proyecto original sobre las indemnizaciones, debido al impacto que podría tener en el empleo. 

Archivos relacionados