2163841_500.jpg

Economía & Dinero

Comisión de Productividad: "Cada política pública al anunciarse debería ir acompañada por un estudio de impacto"

Carolina Rodríguez 26/01/2016

Esta es una de las primeras conclusiones que la CNP ha obtenido de su análisis, desde que la Presidenta Bachelet la conformó. El presidente de la comisión, Joseph Ramos, señaló que "estamos ad portas de entregar nuestro primer informe con recomendaciones".

El presidente de la Comisión Nacional de la Productividad, Joseph Ramos, conversó con PULSO acerca de los avances del informe que está preparando y que entregarán en 30 días más. “Estamos ad portas de entregar nuestro primer informe con recomendaciones”, aseguró.

El documento contempla avances en productividad minera, productividad hospitalaria, participación de jóvenes, participación de mujeres, subocupación de los mayores de 50 años, “eso son todos temas en los que nos hemos estado iniciando”, adelantó Ramos.

El economista aseguró que este tema no solo urge en este Gobierno, asegura que hace 15 años “ha estado estancada la productividad”.

Es por esto, que como en los diferentes gobiernos ya se han creado comisiones y agendas de productividad, el presidente de la CNP, indicó que “queríamos aprovechar y construir sobre los esfuerzos. Revisamos todas esas agendas, unas 200 medidas, para ver qué medidas que nos parecía que no habían sido implementadas, que no habían podido ser reimpulsadas”.

“El informe va a tener una parte recogiendo medidas propuestas, que a nuestro modo de ver deberían ser reimpulsadas. Lo segundo una reflexión del proceso mismo de agenda. Ahí sí tenemos conclusiones tentativas, por ejemplo, todo proyecto de ley, cada política pública al anunciarse debería ir acompañado por un estudio de impacto esperado sobre la productividad”, agregó.

En este sentido, al ser consultado si es que este aspecto es propuesto por los impactos que podría generar la Reforma Laboral, señaló que “es una sugerencia para el futuro”. 

Sin embargo, quiso aclarar, tras declaraciones suyas anteriores, que “la Reforma Laboral busca, y yo creo que eso es bueno, reequilibrar la negociación entre el poder sindical y el poder patronal y en donde yo comparto la visión que está demasiado cargado hacia el lado patronal. Por eso yo en particular, si considero que la titularidad es un paso importante, si creo que la prohibición del reemplazo externo tiene mucho sentido, pero creo que se pasa de la mano al prohibir el reemplazo interno. Cosa que casi ningún país desarrollado hace”.

Por último, indicó que otra “área problemática es el sistema regulatorio chileno que es una complejidad de normas superpuestas de muchas instituciones, pisándose uno al otro, de trámites engorrosos. Entrevistamos a tres ministros. Ministro de Economía de Lagos, ministro Velasco de Bachelet y ministro Fontaine. Los tres se vieron frustrados, dijeron nos ganó esto, mover la aguja del ordenamiento regulatorio del país, sería algo que realmente daría un salto”.