Economía & Dinero

Comercio exterior parte el año a la baja por los menores precios del cobre y del petróleo

Carlos Alonso 26/01/2016

De acuerdo al Banco Central, las exportaciones en los primeros quince días de enero cayeron 9%, con montos por US$2.450 millones, mientras que las importaciones descendieron 7%.

El deterioro del escenario externo no da tregua. Y esta volatilidad se sintió en las cifras de comercio exterior de los primeros quince días de enero. De acuerdo al Banco Central, las exportaciones totales cayeron 9% al totalizar US$2.450 millones, mientras que las importaciones totales retrocedieron 7% con montos por US$2.219 millones. De esta manera, la balanza comercial anotó un saldo positivo de US$231 millones. 

Los economistas señalan que detrás de esta merma está la baja que han registrado los precios de los commodities, ya que para el caso de las exportaciones el precio del cobre sigue afectando al sector exportador, mientras que por el lado de las importaciones, el retroceso del petróleo es la principal explicación. 

Ahora bien, en el detalle, las importaciones de bienes de capital iniciaron 2016 de mejor forma que el año pasado al crecer 21% durante los primeros quince días de enero. De acuerdo al BC, las compras de estos productos, claves para la inversión, ascendieron a US$ 491 millones. Economistas consultados indicaron que con esta cifra todavía no se puede anticipar si este inicio es un cambio de tendencia más permanente  ya que son datos bastante volátiles.  En ese sentido, los expertos llaman a no sacar conclusiones anticipadas. De todas, añaden que si bien la recuperación de la inversión será lenta, sí existe coincidencia en que las importaciones de bienes de capital no debieran volver a mostrar caídas como las registradas en 2015. 

En este punto, el economista jefe de CorpReseach, Sebastián Cerda, señaló que “en algún momento la inversión tiene que mostrar tasas positivas, pero todo esto está condicionado al escenario externo, si los commodities siguen cayendo, no va a haber una pronta recuperación”. Mientras que el académico de la Universidad Gabriela Mistral, Erik Haindl, se mostró más pesimista, ya que a su juicio, la perspectiva indica que la inversión no repuntará este año, por lo cual,  estas cifras deben analizarse con cautela. “Este año el shock de la Reforma Laboral afectará la inversión, y por ende no espera una recuperación de este indicador”. 

Ahora bien, en cuanto a las importaciones de consumo, el BC indicó que crecieron 6%, al totalizar US$695 millones. Mientras que las compras de bienes intermedios retrocedieron 21% con montos por US$1.173 millones. Esta última variable afectada principalmente por la fuerte caída del precio del petróleo.

Por el lado de las exportaciones, la realidad para la minería sigue siendo compleja, ya que en la primera quincena de enero los envíos cayeron 23%, influidos mayoritariamente por el bajo precio del cobre, que ayer cerró en US$ 2,02 la libra.  Ahora bien, el sector agrícola mostró un comportamiento dinámico, puesto que sus envíos avanzaron 18%, al totalizar montos por US$349 millones.  Los expertos señalan que el alza del dólar puede ser  una de las explicaciones del buen inicio de año. En tanto, los envíos industriales avanzaron  2%  al registran montos por US$1.078 millones. 

Para el año en su conjunto, los expertos no ven un mayor repunte de las exportaciones, ya que el precio del cobre se mantendrá bajo y los principales socios comerciales -como Brasil y China-continuarán con sus economías débiles. 

Archivos relacionados