Desempleo

Economía & Dinero

CCS: Masa salarial se desacelera y en agosto creció 4,7%

PULSO 12/10/2017

La Cámara de Comercio de Santiago (CCS) aseguró en su Informe de Coyuntura que durante agosto la masa salarial real interrumpió la trayectoria ascendente que se mostraba en el último semestre, recortando su crecimiento a 4,7% en 12 meses, desde el peak de 5% alcanzado en julio.

Según la CCS, la declinación tiene su punto de partida en los salarios reales, puesto que estos mostraron un menor aumento en agosto, de 2,3% en 12 meses, frente al 2,7% real interanual registrado en el mes de julio.

“El aumento promedio de los salarios en la última década ha sido del orden de 2,3%, lo cual da cuenta de que la trayectoria salarial de los últimos meses se había alejado de la norma, más aun considerando la debilidad del mercado laboral. El empleo en tanto, en agosto aceleró marginalmente su crecimiento a 2,3% (2,2% en julio), contribuyendo positivamente sobre la masa salarial real. El crecimiento promedio del empleo a lo largo de la última década ha sido de 3%”, aseguran en el informe.

Además. desde la CCS advierten del riesgo de que el crecimiento del empleo se desacelere si el sector público no mantiene la presión de los últimos meses.

“El crecimiento del empleo en el sector público marcó un aumento de 9,5% (en 12 meses) en el trimestre móvil terminado en agosto, muy superior al 0,6% del sector privado. Esta estructura en la creación de nuevas ocupaciones es la que ha permitido levantar el crecimiento del empleo por sobre el 2% en 12 meses. La creación de empleo público ha actuado como factor contra-cíclico, pero si esa presión cede antes de tiempo, el crecimiento del empleo puede verse dañado”.

Finalmente en el informe estiman a un crecimiento de la masa salarial más cercano al 4%hacia el último trimestre del año,alejándose de los registros máximos de 5% alcanzados en julio.

“La factibilidad de una nueva mejoría en la masa salarial hacia 2018 descansa fundamentalmente en la aceleración del empleo, que debería producirse de la mano de la recuperación del crecimiento del PIB. Prevemos que los salarios reales cederían levemente por efecto de la misma inercia inflacionaria que los elevó durante 2017.”